¿Y si el próximo Galaxy es una mezcla de Galaxy Note y Galaxy S?

A medida que han ido pasando los años, las diferencias entre un Galaxy Note y un Galaxy S son cada vez más insignificantes. Es cierto que el Note ha sabido aguantar el tipo con su gran pantalla y el inconfundible S-Pen, pero técnicamente ambas familias han estado compartiendo hardware en los últimos años. ¿La solución? Fusionarlos.

El Galaxy definitivo

La idea tiene sentido, y parece que en las oficinas de Samsung llevan bastante tiempo dándole vueltas al tema. Con un único Galaxy de alta gama, la marca ahorraría en costes de producción y desarrollo al centrarse en un único terminal, y posiblemente unifique lo mejor de ambos mundos, ofreciendo un Galaxy S con S Pen para todos aquellos que así lo deseen.

El rumor llega a través del infalible Evan Blass, quien asegura que fuentes fiables le han confirmado que Samsung está debatiendo seriamente realizar esta jugada. En realidad, más que una fusión entre ambas familias, lo que harían en realidad es sustituir el Note, ya que en caso de alcanzar las expectativas con el Galaxy Fold, este tomaría el puesto que siempre tuvo el Note, como dispositivo diferente y orientado a la productividad.

GAlaxy Note GAlaxy S

Teniendo en cuenta que el Galaxy Note cuenta con una versión más pequeña, es fácil pensar que las ventas se están dirigiendo hacia un terminal de dimensiones comedidas que no prescinda del S Pen, por lo que un Galaxy S con S Pen tendría mucho sentido en el mercado. Se dice que esta nueva estrategia serviría también para encauzar una nueva visión comercial. Tras llegar al número 10 en ambas familias, el fabricante podría aprovechar para comenzar una nueva nomenclatura, o al menos para lanzar un terminal completamente fuera de cualquier orden estipulado, como podría ser el Galaxy One.

Todo depende del Galaxy Fold

Samsung Galaxy Fold primeras impresiones

De esta forma, el Galaxy Fold sería el modelo que propone el nuevo formato, mientras que el nuevo Galaxy resultante de mezclar el Galaxy S y el Galaxy Note, mantendría el estilo con un diseño similar a los actuales y la presencia de un S Pen en alguna de las versiones.

Los lanzamientos anuales seguirían siendo dos, ya que el nuevo dispositivo podría presentarse en el marco de la MWC como hacer hasta ahora, mientras que para la otra mitad del año dejarían el Fold y todo tipo de variantes flexibles. Eso sí, todo este plan tendría sentido si el Galaxy Fold consigue hacerse un hueco en el mercado, aunque visto lo visto, puede que más de uno siga pensando qué hacer entre confiar o no  ante esa pantalla tan… delicada.