Samsung juega al despiste con su teléfono plegable, ¿lo veremos el 20 de febrero?

A Samsung le gustan mucho los acertijos, y parece que con su nuevo teléfono Galaxy con pantalla plegable ha vuelto a las andadas. El fabricante ha publicado en su cuenta oficial de Twitter un nuevo teaser de su próxima presentación en forma de vídeo con el que juega con ciertas curvas y palabras.

El futuro móvil se despliega el 20 de febrero

Samsung Galaxy S10

Esa es la frase con la que Samsung presenta su vídeo en cuestión. No hay que ser demasiado listos para entender lo que se puede leer entre líneas, pero teniendo en cuenta que no hay ninguna mención directa del misterioso Galaxy F (como algunos aseguran que se llamará), habrá que andarse con cuidado y no sacar conclusiones tan rápidas.

La invitación del Unpacked dejaba ver ciertas líneas curvadas que jugaban con el número 10 del Galaxy S10, pero la última publicación del fabricante va más allá, y ahora se atreven a mostrar curvas más reconocibles, simulando el plegado del teléfono que todos estamos esperando. ¿Veremos por fin el ansiado Galaxy con pantalla plegable?

Si hay algo que llama bastante la atención es que este teléfono plegable está cogiendo cada vez más protagonismo en el evento de la compañía, y además de los guiños a la pantalla plegable que aparecen en el vídeo, el clip vuelve a finalizar con el 10, cifra que haría referencia naturalmente a los nuevos Galaxy S10. ¿Significa esto que el teléfono plegable será una versión más del Galaxy S10?

¿Cómo será el Galaxy con pantalla plegable?

Ya sea Galaxy F, Galaxy Fold o Galaxy S10 Fold, el terminal mantiene todavía en secreto tanto su estética como sus características internas. Se dice que contará con una pantalla plegable de 7,3 pulgadas, y que se pondrá a la venta este mismo año, fecha que no deja lugar a dudas de que el próximo 20 de febrero lo veremos finalmente en su aspecto natural, lejos de carcasas protectoras que ocultan cualquier tipo de pista sobre su diseño.

Otro de los rumores también aseguraba que el dispositivo contará con una triple cámara trasera que hará las funciones de cámara frontal con la ayuda de la segunda pantalla. Este último elemento es bastante llamativo, ya que en lugar de optar por un plegado hacia fuera, Samsung decidió plegar la pantalla hacia su interior para ocultarla por completo, necesitando una segunda pantalla externa para poder seguir usando el teléfono mientras está cerrado (eso es al menos lo que vimos en su conferencia para desarrolladores).

Con más incógnitas de aclaraciones, tendremos que seguir esperando al próximo 20 de febrero para salir por fin de dudas y poner cara al que posiblemente será el teléfono del futuro de Samsung.