Sony está preparando un sensor láser superior a Face ID de Apple

Sony está preparando un sensor láser superior a Face ID de Apple

Carlos Martínez

La próxima creación de Sony en cuestión de sensores va más allá de la resolución y calidad de imagen. En una entrevista realizada por Bloomberg al jefe de la división de sensores de la marca, Satoshi Yoshihara comentó que la compañía está trabajando en una nueva cámara 3D que verá la luz a finales del próximo verano.

Una nueva generación de identificación facial

Apple Face ID

Lo interesante de las declaraciones es que cuando se le preguntó si este nuevo sensor de imagen iba a ser una herramienta clave para el desarrollo de la realidad aumentada, el directivo confirmó que más bien estaría enfocado a mejorar los sistemas de reconocimiento facial que actualmente encontramos en el mercado.

A día de hoy, uno de los sistemas más completos que encontramos en el mercado es Face ID, el sistema de reconocimiento de Apple que hace uso de un proyector de 30.000 puntos invisible para definir y escanear el rostro de la persona que sujeta el teléfono. La nueva solución de Sony apostaría en su lugar por un emisor de pulsos láser, que se encargaría de calcular la distancia de los objetos midiendo el tiempo que tarda el pulso en chocar contra el sujeto a fotografiar y volver rebotado al sensor. Esta es además una tecnología presente en modelos como el Huawei Mate 20 Pro, aunque habrá que ver qué ventajas presenta la solución de Sony.

Este sistema, que recuerda a la manera en la que ven los murciélagos, se encargaría de crear una representación 3D de la persona que esté sujetando el teléfono con total detalle, siendo incluso superior a la definición conseguida por el proyector de puntos de Face ID. Además, los pulsos láser serían capaces de funcionar a una distancia máxima de 5 metros, por lo que también sería una tecnología aplicable a la cámara trasera, siendo ahí una implementación muy interesante para las funciones de realidad aumentada.

Lásers y sensores 3D para el próximo iPhone

Teniendo en cuenta que Apple suele tener a Sony como proveedor de sensores de imagen, no sería extraño ver a la marca apostar por este nuevo componente de los japoneses para su próximo iPhone, más teniendo en cuenta que ya hubo un informe que apuntaba a que Apple podría hacer uso de esta nueva tecnología de sensores 3D.

Además, la ventaja de estos sensores 3D es que reducen el número de componentes necesarios para el escaneo facial, por lo que el mítico notch podría reducir sus dimensiones considerablemente hasta el punto de poder desaparecer para dar paso a pantallas agujereadas.