Sí, Sony también tiene en mente un teléfono plegable: aquí tienes la prueba

El 2019 será el año de los teléfonos con agujero para cámara integrada en pantalla -sí, el notch tiene los días contados- y también de los primeros intentos reales de smartphones plegables. Culpa de esto segundo será de Samsung, que ya ha confirmado su terminal, lo que sin duda marcará una importante tendencia en el sector. Huawei también anda preparando su propuesta y ahora nos enteramos de que Sony no piensa quedarse atrás.

Las patentes de un Sony plegable ¡y transparente!

La gente de LetsGoDigital ha encontrado unas imágenes de patente registradas por Sony que muchos no esperaban. En ellas se puede ver que la compañía japonesa también tiene en mente la creación de un teléfono con pantalla de tipo flexible, capaz de plegarse para ocupar así casi la mitad de su tamaño.

El terminal contaría además con una particularidad extra cuanto menos llamativa: la pantalla sería además transparente, una tecnología que ya hemos visto en otros fabricantes cuando enseñan sus avances de TVs, por ejemplo, pero que aún parece quedar lejos del segmento smartphone -además de antojarse poco útil de primeras.

Patente Sony plegable

La idea que se plantea, sin embargo, es la de poder usar el teléfono por las dos caras, de manera que la información se muestre en la pantalla por un lado o por otro según cómo detecte que el teléfono está siendo agarrado y qué lado es el que está hacia arriba.

Hay que tener en cuenta que se trata de una patente, y eso no significa que el teléfono vea finalmente la luz. Muchas veces las marcas intentan proteger una idea que luego incluso pueden comercializar licenciándola a otros fabricantes (y generando mucho dinero con ello), sin que esto sea garantía 100% de que lo veamos materializado.

Otro detalle a comentar es que el teléfono podría no contar con bisagra, aunque de nuevo hablamos de un planteamiento que podría cambiar mucho de cara a un lanzamiento al mercado o ni si quiera ver nunca la luz.

Sony plegable concepto

Recuerda que Samsung anunció su nuevo teléfono, de nombre desconocido, a primeros del mes pasado. El smartphone contará con la llamada pantalla Infinity Flex Display, que permite plegar el teléfono y pasar de un formato tablet, con un tamaño de unas 7,3 pulgadas, a uno en modo teléfono. El equipo empezará su producción en masa en los próximos meses, por lo que si nada falla, debería de comercializarse el año que viene, plateando un concepto completamente diferente dentro del mundo de la telefonía.

Huawei, LG, Oppo y Xiaomi ya han confirmado estar trabajando en este tipo de producto. Veremos cuantos más se apuntan al carro en los próximos meses. ¿Apuestas?