“Tengo un teléfono Huawei, ¿va a dejar de funcionar?”

Tras la tormenta acontecida hace escasas horas, son muchos los usuarios que se están preguntando qué va a pasar con su teléfono Huawei. La marca ya se ha pronunciado al respecto, aunque también lo ha hecho Google a través de su cuenta oficial de Android en Twitter. ¿Qué va a pasar con Huawei?

Tu teléfono Huawei con Android va a seguir funcionando… por ahora

Huawei Mate 20 Pro

El gigante de Mountain View ha querido tranquilizar a los actuales propietarios de un teléfono de Huawei. Según el comunicado, los actuales modelos con Android seguirán accediendo a la Play Store y disfrutando de las ventajas del servicio Google Play Protect que protege contra malware como venía ocurriendo hasta ahora. Entonces, ¿qué va a cambiar exactamente?

Que Google siga permitiendo accesos a dichos servicios no significa que el terminal va a seguir disfrutando de todo el sistema con normalidad. Google no ha entrado en detalles sobré si los dispositivos podrán actualizarse con nuevas versiones, algo que podríamos intuir que no ocurrirá, aunque Huawei parece decir lo contrario. En un comunicado oficial, la marca recuerda el importante papel que ha jugado en el crecimiento de Android con la ayuda de sus contribuciones en el desarrollo y crecimiento del sistema operativo en todo el mundo, garantizando además que todos los dispositivos actuales seguirán disfrutando de actualizaciones y soporte. ¿Sobre el futuro? Nada claro.

“Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android en todo el mundo. Como uno de los socios globales clave de Android, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria.

Huawei continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios de posventa a todos los productos de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor existentes, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a nivel mundial.

“Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible para proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios a nivel mundial”.

Como puedes comprobar, la marca ha apaciguado las aguas en lo que a los actuales dispositivos se refiere, sin embargo, en lo que al futuro respecta parece ser más precavida. Con la frase “continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible” no parece indicarnos exactamente que Android vaya a formar parte de ese futuro, por lo que es ahí cuando las dudas comienzan a cobrar mayor peso.

Por ejemplo, visto lo visto el Huawei P30 Pro podría tenerlo muy difícil para actualizarse a Android Q, aunque los servicios que funcionen recibirán mejoras y parches de seguridad de cara a corregir posibles bugs tal y como han confirmado ambas compañías. También lo hará todo aquello relacionado con el propio sistema operativo, ya que Android, dentro del proyecto Android Open Source Project, seguirá siendo de código abierto y estará disponible para todo el mundo, incluyendo Huawei.

Los usuarios comienzan a desconfiar

Huawei P20 Lite

El clima general entre los usuarios parece ser bastante desconcertante. Puede que las palabras publicadas por Google y Huawei calmen un poco los ánimos, pero lo cierto es que con las grandes dudas sobre el futuro que le esperan a los terminales, muchos usuarios han decidido vender ya su teléfono. Sólo hay que darse una vuelta por Wallapop o cualquier otro servicio de compra y venta para ver como los Huawei P30 Pro están multiplicándose en los tablones de venta, llegando a ofrecer algunas unidades por incluso 550 euros.

Huawei Wallapop

Intel y Qualcomm se suman al veto

La desconfianza comienza a ser un hecho, y muchos han optado a lanzarse los primeros al mercado de segunda mano antes de que el producto se devalúe cada vez más. En estos momentos nos parece una decisión un tanto arriesgada, aunque el panorama no es para nada esperanzador. Y no hablamos del valor que pueda tener o no un teléfono actual, sino de cómo Huawei será capaz de afrontar los próximos años como una de las marcas líder en el mercado de dispositivos móviles. Porque además de Google, hay otras empresas que se han sumado el veto, y no son otras que Intel y Qualcomm, dos gigantes que también son piezas fundamentales en el desarrollo y diseño de la mayoría de dispositivos de Huawei.