Esto es todo lo que sabemos sobre el robo de tecnología de pantalla plegable a Samsung

Tenemos culebrón y de los buenos en el sector móvil. Varias personas han sido pilladas vendiendo información sobre la tecnología de pantalla del teléfono plegable de Samsung a una empresa rival china. Esto es todo lo que se sabe hasta el momento de semejante escándalo.

La bomba saltó el pasado jueves. Según informa el medio estadounidense Bloomberg, el CEO de Toptec Co Ltd, un proveedor surcoreano de Samsung, y ocho de sus empleados recibieron la escandalosa suma de 13,8 millones de dólares a cambio de transferir información sobre la tecnología de las pantallas de los futuros teléfonos plegables de Samsung -concretamente la de “laminación 3D” así como la relacionada con otros componentes.

El teléfono más esperado del 2019

Como bien sabes, llevamos mucho tiempo esperado el rumoreado teléfono plegable y finalmente a primeros del mes de noviembre Samsung confirmó su existencia en su conferencia de desarrolladores. El terminal contará con una pantalla que ha bautizado como Infinity Flex Display y cuya producción en masa no debería tardar mucho en empezar.

Se desconocen muchas de las especificaciones del terminal, aunque sabemos que el panel comentado es de tipo AMOLED flexible y que cuando está “abierto” tiene un tamaño de 7,3 pulgadas. La fecha de comercialización es todo un misterio, pero al menos con su presentación confirmamos que el apodado Galaxy F -no será su nombre final, ojo- existe y que pondrá todo patas arriba el año que viene.

Samsung infinity flexible display

No hace falta por tanto explicarte por qué resulta tan goloso este dispositivo, algo que el máximo directivo de Toptec también tuvo en cuenta. Por ello, al CEO no se le ocurrió otra cosa que crear su propia empresa falsa y construir las mismas pantallas flexibles en una fábrica distinta para después intentar venderlas a una compañía china. La venta, y consiguiente violación del acuerdo de confidencialidad con Samsung, se gestionó entre mayo y agosto de este 2018 por la suma de dinero antes comentada. Se desconoce eso sí qué compañía era el destinatario final.

En cuanto a la propia pillada de esta maniobra, parece casi de película: Samsung descubrió que este proveedor estaba cargando componentes en un barco cuyo destino era China, destapando así toda la trama.

Samsung infinity flexible display

Samsung ha confesado a Bloomberg estar “impactada con los resultados de la investigación llevada a cabo por los fiscales, en un momento en el que los competidores están intensificando su rivalidad tecnológica”. Ten en cuenta que Samsung lleva más de seis años trabajando en el desarrollo de esta tecnología de pantalla y más de 130 millones de dólares invertidos que se han puesto ahora en peligro tras este suceso.

Veremos cómo continúa el caso y cuál es la penalización que recibe Toptec tras semejante jugada.