Basta de Androids grandes: esta web pide la vuelta del smartphone pequeño

No cabe la menor duda de que Steve Jobs era un genio, pero el tiempo demostró que no tenía razón en su firme postura respecto a las pantallas de los teléfonos móviles. El cofundador de Apple defendía a capa y espada que un buen terminal tenía que poder usarse con una sola mano. Unos años después de su muerte, y con una compañía que perdía su atractivo frente a Samsung, Cook ignoró los consejos de Jobs, y el iPhone volvió a ser un éxito. Pues bien, el CEO de Pebble es un nostálgico de esa época, y está haciendo todo lo posible para que vuelvan los smartphones pequeños.

Pezqueñines no, gracias

Será que tenemos problemas en la vista o que los pantalones del Zara cada vez tienen los bolsillos más grandes, pero por lo que a nosotros respecta, los teléfonos móviles pequeños están muy bien donde están ahora: el pasado. Sin embargo, hay gente que se queja constantemente de que no existan terminales que quepan en la palma de la mano.

Hace un par de años, Apple volvió a sus orígenes con el iPhone 12 Mini, una miniaturización del iPhone 12. Al principio no se vendió nada bien, pero los de Cupertino han mantenido esta línea porque saben que hoy por hoy, son la única alternativa a un nicho muy concreto de usuarios. Y de ese grupo es Eric Migicovsky, el que en su día fundó Pebble. Migicovsky está reuniendo firmas para que las empresas que fabrican smartphones tengan una idea de cuántos clientes potenciales de móviles pequeños hay en el mundo. Ha creado un sitio web, smallandroidphone.com, donde explica las características que debería tener un hipotético smartphone compacto con Android.

¿Cómo debe ser un smartphone pequeño según Eric Migicovsky?

Eric Migicovsky ha publicado en su web las características que debería tener ese hipotético smartphone pequeño. Y, viendo la lista, ahora sí que podemos asegurar que ningún fabricante va a animarse a desarrollar dicho terminal. Pero como soñar es gratis, aquí va la lista de especificaciones:

  • Pantalla OLED de 5,4 pulgadas
  • Resolución 1080p con una tasa de frecuencia de 60 Hz
  • Procesador Snapdragon 8 Gen 1 o equivalente
  • 8 GB de RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento
  • Cámara normal y gran angular en la parte trasera
  • Cámaras a la altura del Pixel 5 (con gran rendimiento con poca luz)
  • Cámara frontal bajo la pantalla
  • Conectividad 5G
  • Autonomía de 4 horas de pantalla

Pero además, hay unas cuantas características más que no vamos a obviar. Migicovsky quiere también que el terminal sea resistente al agua con certificado IP68 y que cuente también con lector de huellas dactilares en el botón de encendido. Debe ser lo suficientemente robusto como para poder ser usado sin funda y debería tener también un interruptor de silencio por hardware, como los iPhone o los OnePlus. También debería soportar eSIM, carga inalámbrica y NFC. Por último, el fabricante tendría que permitir desbloquear el bootloader, característica que cierra esta lista de especificaciones de un terminal que jamás vamos a ver.

El propio Migicovsky sabe que es muy poco probable que los actuales fabricantes de teléfonos móviles se arriesguen con un producto así, teniendo en cuenta la escasez de chips y el público tan reducido al que iría dirigido este móvil.