Xiaomi patenta nuevos teléfonos con cámaras enormes

Xiaomi ha patentado tres nuevos diseños para sus futuros teléfonos móviles que no sería noticia si no fuese por el generoso tamaño de sus módulos de cámaras. Y es que definitivamente le han perdido el miedo a hacer módulos enormes si con ellos mejoran este apartado tan importante para la gran mayoría.

El enorme futuro fotográfico de Xiaomi

Ver cómo una marca, sea la que sea, realiza una petición de patente sobre cualquier aspecto de los dispositivos que fabrica no debería ser nada llamativo. Porque es algo que se hace de forma habitual para cada futuro lanzamiento.

Sin embargo, cuando se trata de Xiaomi y sus teléfonos la cosa cambia. Especialmente después de haber visto lo que son capaces de hacer con el Xiaomi Mi 11 Ultra y ese gigantesco módulo de cámara trasera que introdujo, el cual luego hay que admitir que se justificaba muy bien por la calidad capaz de ofrecer tanto en foto como vídeo.

Pues bien, parece que el fabricante chino le ha perdido completamente el miedo al qué dirán los usuarios sobre tener módulos de cámaras enormes en sus teléfonos. Xiaomi ha patentado tres nuevos diseños de teléfonos que nos dejan ver claramente que la apuesta fotográfica va a ser mucho más importante aún. Y eso significa que si para tener mayor calidad han de usar sensores de mayor tamaño y, por tanto, tener un módulo de mayores dimensiones, lo van a hacer sin mirar atrás.

Así, como puedes ver en los esquemas, el número de cámaras introducidas en cada uno de estos módulos es bastante generoso y sin más datos que lo que ves nos atrevemos a decir que hasta variado. Porque está claro que el circulo más grande sería para el sensor principal, tal vez para ese nuevo sensor de más de 200 MP que creó Samsung y muy posiblemente estrene un Xiaomi. Aunque también hay sitio para otros con forma rectangular que parece ser para cámaras con teleobjetivos como las que ya hemos visto con zooms de hasta 120x.

De los tres diseños patentados sólo dos son los que realmente llaman más la atención por tamaño y número de cámaras. Aunque el tercero, que podría corresponder a modelos de gamas inferiores, también contaría con un sensor y lente presumiblemente de mayor tamaño que las que habitualmente hemos estado acostumbrados a ver en propuestas más o menos recientes más dos adicionales.

Un trabajo de diseño en colaboración con Samsung

ISOCELL Plus

Para el diseño de estos módulos parece que Samsung ha tenido algo que ver, al menos por la parte que toca en el uso de sus sensores Isocell más recientes. Esos que no sólo disparan el número de megapixeles sino también el tamaño de los mismos.

Además, es imposible negar el parecido que hay entre uno de estos diseños y los últimos Samsung Galaxy S21. Pero que se parezcan los módulos de cámara ya no es ninguna novedad realmente, lo novedoso sería hacer algo diferente a la hora de encapsular las cámaras. Como, por ejemplo, el propio Mi 11 Ultra de Xiaomi o el Oppo Find X3 Pro que analizados aquí y cuya integración con la trasera ha sido de las más atractivas que hemos visto durante los últimos meses.

Sea lo que sea y dejando a un lado el tema diseño y si pueden ser más o menos originales, gustar más o gustar menos, lo que está claro es que Xiaomi está apostando fuerte por la fotografía. Ahora mismo es uno de los fabricantes que mejor lo está haciendo. Porque todas las marcas siempre intentan vender bien este apartado tan importante para el usuario, pero pocas luego demuestran en el uso del día a día ser capaces de ofrecer calidad en todo tipo de escenarios.

Lo único que sí estaría genial es que no incluyesen, ni Xiaomi ni ninguna otra marca, sensores por el simple hecho de tener espacio para meterlos. Ya que en ocasiones hay cámaras macro u otras más particulares que parecen estár simplemente para decir que tienen triple o cuádruple cámara, porque a nivel de resultados luego aportan más bien poco.