El Xiaomi Mi 11 Ultra esconde una Mi Band 5 en su interior y no te imaginas cómo

Tras la larga lista de novedades que Xiaomi presentó hace unos días en su evento de “Megalanzamiento”, hubo un anuncio en especial que acaparó la mayor atención, y no fue otro que el lanzamiento del nuevo Mi 11 Ultra. El dispositivo llega para cerrar la gama Mi 11 con una lista de especificaciones tremenda, destacando la incorporación de una pantalla trasera junto al módulo de cámaras.

Una pantalla que te resultará familiar

Xiaomi Mi 11 Ultra

Por muchas prestaciones que tenga, potencial de procesador y gran pantalla, el Mi 11 Ultra atraerá todas las miradas por su peculiar pantalla trasera. Esta pantalla de 1,1 pulgadas servirá para echar un ojo rápido a las notificaciones, ver la hora y, principalmente, para vernos perfectamente en el momento que vayamos a hacernos una foto con las cámaras traseras.

Esta pantalla se ha incluido para equilibrar el enorme módulo de cámaras que se sitúa en la espalda del dispositivo, de forma que el escalón queda un poco más equilibrado llevándolo hasta el otro extremo del terminal, en lugar de dejar un cuadrado a medio camino. Sigue siendo un bloque de tamaño importante, pero la presencia de la pantalla seguro que es un plus para muchos usuarios.

Xiaomi Mi band 5

Pero además de lo peculiar de colocar una pequeña pantalla en la espalda del dispositivo, lo más curioso del asunto es que al parecer, dicha pantalla llega directamente heredada de la cadena de producción de otro producto de Xiaomi. Y es que tal y como ha confirmado Lei Jun, CEO de la marca, el fabricante está usando las pantallas de la Mi Band 5.

Una Mi Band escondida en el teléfono

Técnicamente podríamos decir que el Mi 11 Ultra esconde una Mi Band en su interior, sin embargo, todo se limita a la pantalla. El resto de electrónica no se incluye, por lo que todo se queda en lo visual. Se desconoce si esta decisión busca aprovechar el exceso de stock de pantallas de la Mi Band (recordemos que la Mi Smart Band 6 estrena nueva pantalla), pero teniendo el volumen de Mi Band que se vende y el volumen que podría alcanzar este teléfono, puede que lo más probable es que Xiaomi haya aprovechado el stock para abaratar costes en su buque insignia.

Una curiosidad entre una lluvia de especificaciones

Xiaomi Mi 11 Ultra

Este detalle no es más que una peculiaridad escondida entre una gran lista de especificaciones. Recordemos que el Mi 11 Ultra es la propuesta más ambiciosa de Xiaomi, con un procesador Snapdragon 888, un interesantísimo sensor de 50 megapíxeles con un tamaño de 1/1,12” y una espectacular pantalla con resolución WQHD+ y 120 Hz de refresco.

A todo eso, hay que sumar un acabado cerámico que permite al Mi 11 Ultra conseguir un aspecto y un tacto extremadamente premium, que casa perfectamente con la lista de especificaciones de alta gama ofrecidas. El precio, sin embargo, es probablemente el aspecto que más choca dentro de la filosofía de Xiaomi, ya que el modelo con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento tendrá un precio aproximado de unos 1.200 euros. Imaginamos que no se podía tener todo, ¿verdad?