Un panel solar en la trasera del smartphone, esa es la idea de Xiaomi

Un panel solar en la trasera del smartphone, esa es la idea de Xiaomi

Pedro Santamaría

Xiaomi ha patentado un teléfono todo pantalla con una curiosa y llamativa característica en su trasera: un panel solar. Una idea que, tal vez, podría ser la solución al lento avance a nivel de baterías que sufrimos los usuarios y una opción para no llevar encima la power bank. Claro que antes hay retos que debe superar.

Xiaomi y su smartphone con panel solar

Xiaomi, al igual que otros fabricantes chinos, tiene capacidad de sobra para experimentar y probar cuantas soluciones crea convenientes. Su catálogo de teléfonos es tan amplio que integrar ciertas soluciones en unos no perjudica al resto. Tal vez, sí a sus resultados económicos, pero ellos sabrán mejor qué les interesa y qué pueden o no permitirse.

Lo que sí sabemos es que su última idea, la cual ha patentada a través de la WIPO (World Intelectual Property Office), es un smartphone en cuya trasera hay un panel solar. Es decir, un teléfono que junto a un frontal todo pantalla integra en su parte posterior un módulo capaz de captar la radiación solar para su posterior aprovechamiento.

Con dicho panel, el teléfono sería capaz de generar su propia energía y cargar su batería interna. Un proceso que se lleva a cabo aprovechando la radiación de la luz solar. Pero ojo, no es necesario dejar el terminal a pleno sol. Que luego ya sabemos que pasa lo que pasa, y no sería extraño que llegase alguno quejándose de que no sólo no cargó, sino que su teléfono se derritió o salió ardiendo.

La solución como tal es interesante a pesar de ser una patente sólo por ahora. En primer lugar, porque evita tener que llevar una batería externa siempre encima. Especialmente en aquellos días en los que sabes que vas a estar fuera muchas horas y harás un uso intenso del dispositivo. En segundo lugar, porque es un buen método de generar energía verde.

Claro que, más allá de lo bien que suena, hay algunos retos a superar. Porque los dispositivos con paneles solares no son nada nuevo. Hay baterías externas, calculadoras, teclados, incluso carcasas con paneles solares para teléfonos… entonces, ¿por qué no se hizo antes algo así?

La tecnología actual no permite cargas muy altas. Por ejemplo, en las baterías externas con paneles solares, el porcentaje de carga solar que son capaces de realizar oscilan el 20% y 30%. Esto hace que en dispositivos con un bajo consumo, como un teclado, tenga sentido. Pero en un producto más demandante la cosa cambia. Por tanto, si cumple la pantelte, veremos qué capacidad de carga es capaz de lograr Xiaomi.

Damos por hecho que no permitirá llegar del 0 al 100% en un periodo de tiempo aceptable, pero si durante los ratos que no se usa el dispositivo es capaz de dar un 10% o 15% de la autonomía total puede sí sea un gran avance, o al menos uno útil. Porque en ocasiones, es ese pequeño porcentaje el que nos falta para acabar el día con solvencia.

No obstante, veremos en qué acaba toda esta patente. Puede que simplemente sea una forma de asegurarse algo de cara al futuro o posibles propuestas por parte de otros fabricantes.