El fabricante de móviles BQ da el salto a Vietnam: ¿seguirá todo igual en España?

BQ ha arrancado la última semana de noviembre dando una noticia vital para la compañía. Y es que este fabricante español, que presume de diseñar y manejar todo su entramado desde nuestro país, introduce importantes cambios estratégicos en su negocio, con el salto nada menos que a Vietnam.

¿Adiós España, hola Vietnam?

Varios medios se hacen eco hoy de la noticia sobre este importante paso, sin embargo, curiosamente su lectura es muy diferente según la fuente. La gente de Economía Digital apunta de esta forma hacia un cambio radical en la empresa, que tras sufrir el desembarco en España de marcas chinas tan fuertes como Xiaomi ha decidido buscar otras maneras de seguir haciendo negocio, con Vietnam como sitio elegido para ello.

¿La razón de este punto concreto en el mapa? El acuerdo que cerró con la empresa vietnamita Vingroup, el mayor grupo empresarial del país asiático, el pasado mes de julio, y la gran perspectiva de crecimiento que se tiene allí, donde el mercado smartphone creció un 29% en 2017 y va a más.

Los teléfonos de BQ se comercializarán en el país bajo la marca VSmart y, de hecho, ya hay dos modelos licenciados sobre la mesa listos para vender: uno de gama media y otro de gama alta. Incluso la producción, que hasta ahora se llevaba en colaboración con marcas chinas se traslada y se mueve a Vietnam, en un intento de centralizarlo todo allí.

teléfono bq

Igualmente se apunta que las propias operaciones en nuestro país se reducirán y los teléfonos de la marca desaparecerán de los escaparates de algunos distribuidores -los esfuerzos de venta se concentrarán en solo unos pocos seleccionados-, manteniendo una presencia que acabará siendo prácticamente residual en España, según fuentes internas de ED relacionadas con la empresa.

Esta información, cabe decir, ha sido negada por BQ en El Economista, donde se hace una lectura mucho más positiva (de expansión y alcance de la firma) y se asegura que “no va a cambiar la estrategia comercial en España”.

Lo cierto es que se sabe que la empresa ya ha puesto en marcha una cadena de despidos que afecta precisamente a buena parte del equipo comercial de la marca, un movimiento que se suma a los recortes que hizo a principios de año. Por entonces, supimos sobre el despido masivo de reparadores en su planta de mantenimiento que llevó a cabo, donde la empresa pasó de 500 reparadores a la friolera de solo siete.