Un ex ingeniero de la NASA crea una bomba de purpurina contra ladrones de paquetes de Amazon

Molesto por ver cómo le robaron un paquete de Amazon en la puerta de su casa, Mark Rober decidió usar su ingenio para dar un escarmiento a todos aquellos ladrones que se atrevieran a llevarse el próximo paquete entregado en su felpudo. Para ello dedicó 6 meses de trabajo para crear el peculiar artilugio, un sistema equipado con cuatro teléfonos, un espray fétido y mucha purpurina. Nada bueno podría salir de ahí. O sí.

El problema de los robos de paquetes de Amazon

Bomba purpurina

En Estados Unidos los servicios de mensajería tienen la costumbre de dejar los paquetes entregado en la puerta de sus clientes. No es extraño encontrar casas con varios paquetes esperando en la puerta, algo que muchos ladrones tienen controlado, especialmente por el diseño exterior de muchas cajas. Así que nuestro protagonista pensó en gastar una broma al próximo ladrón que osara retirar un paquete de su recibidor.

El anzuelo no podía ser mejor: una caja del Homepod de Apple. ¿Quién no iba a reconocer el blanco del fondo y la imagen del altavoz? Pero antes había que desarrollar el mecanismo. Su creador necesitaba disponer de rastreo GPS para poder localizar el paquete una vez que fuera robado, cámaras para poder ver el momento de apertura, y una buena broma con la que fastidiar al ladrón.

¿Sabes esa sensación de tener pequeños granitos de purpurina en la ropa o en el cuerpo y no saber cómo quitártelos de encima? Pues imagínate bañarte con tres botes completos de este producto del infierno. La idea que tuvo en mente no era otra que expulsar un cañón de purpurina al ladrón, de forma que se llenara por completo y pusiera todo lo que tuviera alrededor patas arriba.

Para ello diseñó en 3D un recipiente a motor que permitiría lanzar toda la purpurina en 360 grados a modo de centrifugado, mientras que segundos más tarde un espray fétido rematara la situación con su desagradable olor. Todo este proceso quedaría grabado por cuatro cámaras que cubrirían 360 grados de imagen para no perder ningún detalle de la escena, al mismo tiempo que el vídeo grabado se subiera automáticamente a la nube en el momento de finalizar la grabación.

Bomba purpurina

Toda una bomba de relojería al más puro estilo de Kevin McCallister (el niño de Solo en casa), nombre que por cierto utilizó en la etiqueta falsa que decoraba el supuesto paquete entregado del Homepod. Como podrás ver en el vídeo publicado por Rober, todas las personas que robaron el paquete acabaron envueltas en purpurina y decidieron tirar la caja en la basura más cercana. Por suerte para todos, gracias al GPS su creador pudo recogerlo para seguir grabando más intentos de robo.