Adios Jony Ive, fue bonito mientras duró

Adios Jony Ive, fue bonito mientras duró

Pedro Santamaría

Jonathan Ive anunció hace tiempo que abandonaría Apple. El motivo no era otro que comenzar con su propia firma de diseño. Ahora, de forma ya definitiva, ha desaparecido de la web de la compañía. Así que ya podemos decir que fue bonito mientras duró.

El diseño de Apple: cerrando un etapa

Los productos de Apple podrán gustar más o menos por su sistema operativo (y precio, ejem, ejem). No a todo el mundo le convence iOS o macOS, pero lo que no se puede negar es que a nivel de diseño siempre han marcado al sector tecnológico. El gran artífice y responsable de todo ha sido Jonathan Ive, y de eso hace ya unos cuantos años..

Ive se unió a Apple en 1992 y empezó a liderar el equipo de diseño de la compañía. Aunque no fue hasta el regreso de Steve Jobs a Apple cuando empezó a dejar su huella en cada uno de los nuevos productos que se lanzaban. En esos veinte años de recorrido se han visto algunos de los diseños más reconocios del mundo de la tecnología.

El iPod, el iMac G3, el iPad, iPad… todos esos productos llevan el sello de Ive. Diseños elegantes, con una gran obsesión por los detalles y el constante reto de hacerlos cada vez mejores. Aunque también hay que admitir que han habido momentos en los que esa fijación por el diseño han acarreado decisiones conflictivas, como la posición del puerto Lightning en el Magic Mouse o cómo por hacer equipos más delgados se han sufrido luego problemas de temperatura. De todos modos, no hay carrera sin sus altibajos, así que no sería justo quitarle el mérito de todo lo conseguido durante estos años.

Ahora el popular jefe de diseño de Apple se lanza a la aventura con su propia firma y ya ha desaparecido de la página de Apple. Su etapa dentro de la compañía finaliza y surgen dos incógnitas. La primera es ver cómo afectará a Apple.

Es verdad que la compañía de la manzana será su principal o el más importante de sus clientes. Pero sin Ive implicado de un modo directo en las decisiones claves, cómo evolucionarán los productos actuales y futuros. Aquí el papel de Evan Hankey y Alan Dye, quienes asumirán el relevo en temas de diseño industrial y diseño de interfaz de usuario será clave.

La segunda es ver en qué otros proyectos trabajará y para qué clientes. Ahora ya no hay, o no debería, exclusividad. Y si a Ive le atrae la idea que le proponga la marca que sea podría trabajar para ellos.

Por último, si quieres conocer un poco más en detalle el impacto de Ive hay dos libros muy recomendados que, además, son muy interesantes si lo que te llama la atención es el tema del diseño