Lo último de IKEA es una tipografía: Soffa Sans

Lo último de IKEA es una tipografía: Soffa Sans

Pedro Santamaría

IKEA es popular por sus albondigas y sus muebles, no tenemos claro qué pesa más en la actualidad, pero su último producto no es nada de eso. Soffa Sans es la nueva tipografía que el gigante sueco ha publicado. En ella, tanto letras como números se hacen a base de sofás en una perspectiva isométrica (cenital en su otra variante).

Soffa Sans, la nueva tipografía de IKEA

IKEA peluches

El mundo de las tipografías es realmente apasionante. La capacidad para transmitir un mensaje en función del tipo de letra utilizado es tan fascinante como lo es la teoría del color o el diseño sonoro en películas, series, etc. Si aciertas con la elección el resto está hecho, pero si usas la equivocada (Hola, Comic Sans) te cargas todo lo bueno que hayas conseguido con el resto de elementos o contenido.

IKEA es un gigante sueco que se dedica a vender muebles y otros accesorios para el hogar a un precio muy competitivo. Todo ello sin dejar de primar aspectos como el diseño. Eso le ha permitido obtener un reconocimiento muy amplio por parte del consumidor.

Aún así, durante los últimos años ha ido apostando por otras series de productos más enfocados a lo tecnológico. Por ejemplo, su serie de iluminación inteligente TRÅDFRI, las próximas cortinas automatizadas o los altavoces bluetooth. Estos últimos recibirán en agosto una nueva propuesta en colaboración con Sonos.

Por todo eso y mucho más, la compañía ha logrado situarse como referente para muchos usuarios. Aun así, lo que más ha llamado la atención es cómo han sabido aprovechar ciertas oportunidades que aparecían en el día a día de mano de los usuarios. Llegaron incluso a fabricar peluches en base a los dibujos que los mas pequeños realizaban. Pero volvamos a la tipografía.

 Soffa Sans es una tipografía inspirada en un meme que nació a raiz del planificador de sofás de IKEA. A través de dicha herramienta, los usuarios podían componer cómo sería su sofá ideal. Pues bien, la utilidad permitió crear tantas configuraciones y tan extrañas que acabó convirtiéndose en algo viral.

Viendo aquello, y con el potencial del planificador más una visión muy creativa, la agencia Proximity London paso de la broma al producto real: así nació Soffa Sans Font. Disponible en tres colores (azul, blanco y gris) la tipografía cuenta con todo el abecedario, números y signos de puntuación. Y está disponible en dos variantes. Por un lado, una donde los tipos están en una vista isométrica y otra con una vista cenital.

Completamente gratuita, la tipografía se puede descargar desde la propia página de IKEA a través del siguiente enlace. Por cierto, como nota curiosa, si se quisiera representar de forma real esta tipografía habría que comprar 1.434 productos de IKEA. Eso supondría un gasto de unos 118.000 euros.

Al final, en lugar de realizar un gasto tan elevado para llevar a cabo una acción comercial, con una simple tipografía IKEA vuelve a ganar visibilidad. Y es que aprovechar lo que se comenta en internet, los memes, las ideas de cualquier usuario puede resultar muy productivo. Una muestra es esto.