Así funciona el Modo Perro en los coches Tesla

Así funciona el Modo Perro en los coches Tesla

Drita

No somos en absoluto partidarios de que dejes a tu perro en el coche -los peligros que acarrea pueden ser importantes-, pero en caso de que no te quede más remedio, que sepas al menos que Tesla ha pensando en ellos. Una nueva actualización de software de los coches de la marca acaba de introducir el llamado Modo Perro (suena a chiste, pero no lo es). Así funciona.

Tesla y su nuevo Modo Perro

Dejar un perro dentro de un coche es toda una temeridad, sobre todo en verano. Además de la propia angustia que puede llegar a sentir el animal al verse encerrado, está el gran riesgo de que tu mejor amigo pueda llegar a morir por un golpe de calor o falta de oxígeno si te retrasas más de la cuenta. Y luego está, claro, la integridad de tu vehículo, y es que no sería la primera vez que alguien, con toda su buena intención, rompe la ventanilla de un automóvil al ver un animal dentro excesivamente nervioso, con signos de fatiga o pensando simplemente que ha sido abandonado.

Aunque lo ideal sería que no tuvieras que dejar a tu perro dentro del coche, Tesla ha pensando que sus usuarios podrían verse en esta situación en algún momento y ha lanzado una actualización de software -que empezó a desplegarse ayer en EEUU- con la que se introduce una nueva función en sus vehículos: el llamado Modo Perro.

Esta prestación se encarga de establecer una temperatura óptica dentro del coche para que el perro esté cómodo en todo momento y no vaya a sufrir un golpe de calor. Para ello solo se tiene que acceder al menú de opciones de la gloriosa pantalla del Tesla, y seleccionar este modo, que activa automáticamente un ajuste de temperatura adecuado para el can.

La función se activa con el coche aparcado, pulsando sobre el botón del ventilador, situado en la zona inferior de la pantalla. Podrás elegir unos límites de temperatura y marcharte a realizar el recado que tengas sabiendo que el coche seguirá manteniendo los ajustes de climatización que estableciste. En caso de que la batería del coche baje del 20%, recibirás un aviso en la app de tu teléfono.

Tesla ha pensado también en la posibilidad de que alguien rompa la ventanilla de tu coche si ve a un perro dentro. Aunque se trata de un acto que en muchos países acarrea implicaciones legales -es el caso de España, donde si ves a un perro aparentemente abandonado dentro de un coche, debes llamar al 091; si rompes la ventana, podrías verte en problemas- en otros lugares, como por ejemplo ciertos estados de Estados Unidos, la acción está protegida por la ley, de forma que alguien podría encontrarse que, a pesar de dejar al perro mejor que un resort, le han roto la ventanilla de su Tesla.

Para evitarlo, en el momento de activar el Modo Perro se activará además un aviso en la pantalla lo suficientemente legible. En él se indica que el dueño volverá enseguida y que no hay nada de qué preocuparse porque la temperatura interior está a «x» grados. Así se lo señalaba el propio Elon Musk a un seguidor que planteaba la pregunta en Twitter:

No es la única novedad de Tesla. Igualmente la compañía ha lanzado en el mismo paquete una nueva función de seguridad llamada Modo Centinela. Cuando esta está activa, el coche permanece «vigilante», monitoreando continuamente lo que ocurre alrededor. Cualquier amenaza mínima que identifique -como por ejemplo que alguien se apoye en el coche- hará que se ponga en modo alerta y active en la pantalla un aviso de que las cámaras del automóvil están grabando.

En caso de que algo más grave ocurriese (por ejemplo, que rompan precisamente una ventanilla), la alarma del coche se activará, la pantalla se pondrán al máximo brillo y el sistema de audio reproducirá un sonido al máximo de su volumen. Los dueños del Tesla recibirá un aviso en la app del teléfono y serán capaces después de obtener una copia de la grabación realizada por el vehículo -esto deberá dejarse previamente preparado con un pendrive conectado al coche al que van las imágenes.

Un pack de actualizaciones completito, ¿eh?