Comer mejor gracias a la luz. Así es como Signify quiere mejorar el cuidado de los alimentos en los supermercados

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el mundo se desperdicia al año un tercio de todos los alimentos producidos, algo que se traduce en nada menos que 1.300 millones de toneladas de comida a la basura. ¿Hay manera de reducir este desperdicio? Signify parece tener una idea.

Luz para preservar los alimentos

Signify recetas de luz

Que la comida entra primero por los ojos es un hecho innegable. Como se suele decir, comemos a través de ellos, ya que un suculento plato no sería el mismo si no luce llamativo y apetecible. Esto no ocurre sólo con el plato que recibimos en la mesa de un restaurante, también lo percibimos a la hora de hacer la compra, y es ahí donde Signify quiere aportar con su idea.

Lejos de proponer una luz haga lucir mejor los alimentos, la idea de Signify con sus llamadas recetas de luz es la de cuidar los alimentos perecederos para que no caigan en procesos de oxidación y deterioro de manera tan rápida. El trabajo es fruto de un estudio de cómo los alimentos sufren con determinados factores biológicos y ambientales que afectan a su deterioro, algo que les ha permitido conocer la manera de conseguir retrasar la senescencia con el fin de mantener el producto el máximo tiempo a la mejor calidad posible.

Para que te hagas una idea, las carnes colocadas en el mostrador de la carnicería sufren de un problema natural de oxidación que determina la compra del producto. Si el cliente ve una muestra de carne con tonos marrones, lo normal es que el producto sea completamente ignorado a favor de uno con su color rojo natural. Las recetas de luz de Signify proponen una exposición que sería capaz de intensificar el rojo de la carne y desacelerar el proceso de oxidación. Con esta técnica se conseguiría alargar la vida del producto en un 20%.

Otro producto interesante que se beneficia de la tecnología son los quesos. En este tipo de productos la oxidación lipídica tiene un papel fundamental, ya que la oxidación de la grasa en los quesos produce rápidamente cambios no sólo a nivel estético, sino también en cuestión de sabor y olor. Esto, más que afectar a la hora de comprar el producto, se refleja en la postcompra, ya que un queso en la nevera de casa podría durar más si se cuida correctamente en la estantería del supermercado.

Con las recetas de luz diseñadas para el mantenimiento de quesos, Signify consigue reducir la oxidación de los lípidos en un 50%, por lo que los consumidores podrían llevarse a casa un producto que se mantendrá fresco durante mucho más tiempo.

Signify recetas de luz

Por si fuera poco, otro de los productos frescos que se beneficiaría de las ventajas de la luz controlada son los vegetales. Aquí la luz no sólo velaría por el mantenimiento de la fruta y los vegetales, sino que también impulsaría su crecimiento desde el proceso de cultivo. Implementando los sistemas de LED controlados y estudiando qué tipo de luz y cuánta cantidad necesita cada producto, se consiguen resultados que mejoran el crecimiento del producto y se ven reflejados en el aspecto exterior y en su sabor.

Para corroborar los resultados, en las pruebas que hemos podido presenciar de Signify se nos ofreció una fresa cultivada en las propias instalaciones de la compañía. La fruta presentaba un aspecto normal y su sabor tampoco nos pareció especialmente diferente a una tradicional, algo que no podría ser completamente negativo, ya que esto serviría para demostrar que es posible cultivar en lugares no tan propicios para ello.

¿Cuándo veremos esta tecnología en España?

La recetas de luz podrían llegar a los supermercados españoles dentro de muy poco. Signify se encuentra actualmente en negociaciones con una gran cadena de supermercados que estaría interesada en implementar esos sistemas de luz para mejorar el servicio y optimizar la calidad de los productos, así que tarde o temprano deberíamos de volver a hablar sobre el tema.