Sonos demanda a Google por violación de patentes e inicia una guerra

Sonos demanda a Google por violación de patentes e inicia una guerra

Pedro Santamaría

Sonos ha demandado a Google por violación de patentes. Para ser exactos, los acusa de haberles robado su tecnología relacionada con el audio y las conexiones inalámbricas e integrarla en algunos de sus más recientes dispositivos, como los Google Home y Pixel. Así que, además, piden que se detengan las ventas de dichos productos en los Estados Unidos.

Sonos demanda a Google y podría también hacerlo con Amazon

Sonos Move

Empecemos por el principio. Sonos creemos que no necesita presentación, es una compañía enfocada en temas de audio y altavoces conectados. Llevan años desarrollando dispositivos inalámbricos que se pueden combinar entre ellos, audio Multi-room, etc.

Pues bien, durante 2013, tal y como ha comentado Patrick Spence CEO de la compañía a The New York Times, la compañía comenzó a trabajar con Google para darle soporte al Chromecast Audio y Google Play Music, servicio musical de Google que se integraría con la aplicación de Sonos y sus altavoces.

chromecast audio

Para lograrlo, Sonos compartió información acerca de cómo eran todos estos procesos de configuración, control de volumen, etc. El por qué lo hicieron es fácil, Sonos no vio problemas al no estar Google metida en el negocio de los altavoces. El problema es que años más tarde, en 2016 lanzó su Google Home y ahí la cosa cambió.

Sonos acusa a Google de haber violado sus patentes, de aprovechar la información para desarrollar su sistema de conexión inalámbrica para temas de audio, para el control de volumen de uno o varios altavoces conjuntamente, etc. Aquí tienes el documento (en inglés).

Sonos v. Google by Russell Brandom on Scribd

Además, si todo eso no fuese poco, otra de las acusaciones de Sonos hacia Google es que -y aquí en parte también entraría Amazon- estas grandes compañías tecnológicas tienen una capacidad financiera que les permiten subvencionar sus productos para sacar del negocio al resto de actores. Y ojo, porque esto es en parte lo que piensan muchas pequeñas compañías tecnológicas.

Si te paras a pensar, parte de razón sí que tienen con esto último. Pelear contra Google, Amazon o Apple es muy complicado. Su capacidad económica, sus recursos y su peso dentro de la industria tecnológica las sitúa con una ventaja tan grande que… si compites en precio, estás perdido pues no puedes mantener el negocio; si intentas hacerlo con innovación, debes proteger muy bien todo porque es fácil que te «copien» y no tengas recursos para plantarles cara.

En resumen, que como dicen de forma acertada en The Verge «hacer negocios con las grandes tecnológicas apesta».

Sonos, Google y la lucha por el antimonopolio

La demanda de Sonos tiene todas las papeletas para acabar haciendo mucho ruido, y nunca mejor dicho. Tras la denuncia impuesta en el Tribunal Federal de Distrito y la Comisión de comercio Internacional de Estados Unidos, ahora son los líderes de la Cámara de Representantes antimonopolio los que se han interesado por el tema. Así que han invitado al CEO de Sonos a exponer sus quejas de forma abierta.

El próximo día 17 de enero se producirá el encuentro que abriría una nueva investigación antimonopolio contra Google y se centraría en algo que llevan tiempo tratando de solucionar: cómo regular a estas grandes tecnológicas para que no aprovechen su posición dominante en detrimento de los más pequeños.

Google no ha tardado en responder, por un lado afirman que se van a defender enérgicamente y por otro que se siente decepcionada con la actuación de Sonos y el no querer haber continuado las negociaciones con buena fe y en privado. La cosa es que Sonos también ha comunicado que ellos ya avisaron años atrás, que no han obtenido respuesta y que Google siempre miró por sus propios intereses y no por los comunes.

En resumen, que este tema va a desatar -si no hay ningún tipo de acuerdo entre ambas partes- una nueva guerra. Y en ella podrían entrar otras compañías como Amazon, que también ha dicho que ellos han desarrollado su tecnología de forma independiente. Pero ya sabes, los abogados y la justicia serán los que deben determinar quién tiene razón a partir de las pruebas que presenten las partes afectadas.

Nosotros vamos a seguir el tema y te iremos contado todo, aquí. Y esperamos que no acabe afectándonos como usuarios, tanto si se tiene un altavoz de Sonos, un Google Home o Pixel.