Samsung lanzará productos con Supreme (pero no es exactamente como piensas)

¿Creías que la presentación oficial del Galaxy A8s era lo único aprovechable del evento de Samsung celebrado hoy en China? Pues estabas muy equivocado. La compañía ha anunciado una colaboración nada menos que con la famosa marca de moda Supreme, aunque el acuerdo viene con letra pequeña… o algo así. Te contamos todo el revuelo montado y qué implica exactamente esta colaboración.

¿Un impostor sobre el escenario?

La rueda de prensa marchaba según lo previsto hasta que un directivo de Samsung China ha invitado al escenario a un “CEO de Supreme“. La idea era anunciar una colaboración del fabricante de teléfonos con la famosa marca, algo que el director de esta firma ha hecho, aprovechando también para hablar de su intención de abrir una tienda de siete pisos en Sanlitun (Pekín) en 2019 y de la preparación de su próximo desfile en el estadio Mercedes-Benz Cultural Center de Shanghái.

Hasta aquí todo iba aparentemente normal, sin embargo, algunos empezaron pronto a dudar. Para empezar la famosísima marca estadounidense con sede en Nueva York solo tiene contadas y seleccionadas tiendas por todo el mundo. A esto hay que sumar el hecho de que el CEO de Supreme no tiene nada que ver con el señor que había subido al escenario -nuestro protagonista es el  que tiene el micrófono en la mano en la imagen de portada. El verdadero fundador y CEO de Supreme es James Jebbia, un diseñador natural de Gran Bretaña de 55 años de edad.

Samsung x Supreme fake

¿Qué estaba pasando entonces? ¿habían engañado a Samsung? ¿era un impostor el hombre que estaba sobre el escenario? No. Resulta que es cierto que el fabricante coreano ha cerrado un acuerdo con Supreme y que el directivo con gafas vestido de negro tiene relación con la marca… con la que está registrada en Italia para ser más exactos.

Resulta que la compañía estadounidense Supreme no tiene registrada su marca. Esto ha provocado que las copias y falsificaciones de sus productos (muy codiciados) proliferen hasta debajo de las piedras, con la apertura incluso de tiendas “fake” -en España sin ir más lejos existe una en Barcelona- que comercializan productos con el logo ligeramente modificado sin incurrir por tanto en ningún tipo de ilegalidad.

Supreme Italia es una de las marcas que se aprovecha de esta particular situación. La firma no tiene relación alguna con la sede estadounidense pero comercializa sin problemas versiones de sus productos -sudaderas, por ejemplo, con el logo con un tamaño modificado para que no sea una copia exacta- y tiene permiso para hacerlo en China (cosa que la marca “original” americana no).


De esta forma, aunque algunos espectadores de la rueda de prensa creyeron estar viendo cómo Samsung China presentaba en su evento al directivo de una empresa fake, no es exactamente eso lo que ha ocurrido. La propia Samsung lo ha terminado aclarando en unas breves declaraciones concedidas por su director de marketing digital:

La marca con la que estamos colaborando es Supreme Italia, no Supreme USA. Supreme US no tiene la autorización para vender y comercializar en China. Mientras que la marca italiana obtuvo la autorización de comercialización y venta de productos APAC […].

Resuelto el caso, ahora solo queda conocer qué tipo de colaboración exactamente veremos de esta peculiar asociación entre Samsung (desconocemos si solo englobará a China) y Supreme Italia, y si los usuarios anhelarán igualmente sus productos aún sabiendo que no es exactamente la Supreme que conocemos.