YouTube mejora las reclamaciones por derechos de autor y podrás volver a monetizar tus vídeos

YouTube se ha puesto las pilas y , por fin, da solución a uno de los problemas que más preocupan a los creadores: las reclamaciones por derechos de autor. Ahora no sólo es más eficiente y permite que se abuse menos de ellas, también habrá opción de volver a monetizar vídeos que te hayan dejado de generar ingresos.

YouTube y las reclamaciones por derechos de autor

Gestionar de forma adecuada los derechos de autor en todo contenido que se publica dentro de YouTube es muy complicado. Con tal cantidad de vídeos que se suben a diario, controlar cada una de las publicaciones resulta una tarea titánica. La plataforma hace tiempo que incorporó Content ID para automatizar el proceso media una tecnología que es capaz de detectar contenido con derechos.

Luego también ofrece la posibilidad de realizar reclamaciones manuales. Para ello, usuarios autorizados pueden reclamar si encuentran contenido que infrinja sus derechos. El problema es que, a veces, se abusaba. Por eso, aquí es donde llega el primer e importante cambio.

A partir de ya, los usuarios que realicen una reclamación manual deberán indicar de forma exacta el intervalo del vídeo en el que se comete la infracción. Es decir, si el vídeo dura siete minutos y el contenido protegido con derechos se reproduce del minuto 0:30 al 0:45 hay que indicarlo. Si no se hace y se abusa de reclamaciones generales, la plataforma podría negar el acceso a la herramienta.

Reclamación derechos YouTube

¿Por qué es importante ahora? Pues porque ayuda a YouTube a indentificar mejor el problema y también a comunicarte dónde está el error. Para que puedas aprovechar la segunda novedad, la posibilidad de silenciar ese fragmento concreto o sustituir el audio por uno de su biblioteca de sonidos para creadores. De ese modo, una vez tomes cualquiera de las decisiones anteriores y elimines el problema de la parte afectada podrás recuperar la monetización del vídeo.

editar reclamacion

Gracias a estas dos novedades la plataforma aporta una solución que, sin llegar a ser perfecta aún, está más cerca de convencer a todos. Porque antes resultaba un fastidio que se metiese un pequeño fragmente de una canción con derechos, y por uno o dos segundos dejases de monetizar un vídeo de más de 10 minutos con horas y horas de trabajo detrás.

YouTube también ha comentado que están trabajando en herramientas futuras que permitirán una función de recorte mejorada. Con ella se podrá quitar con un solo clic el contenido reclamado. Puedes leer con más calma todo esto en el blog de YouTube.

No obstante, como creador de contenidos, lo ideal es que seamos conscientes de qué material podemos usar y cuál no. Que respetemos las creaciones de otros y si vamos a usar material con derechos, entonces pidamos permisos o aceptemos las posibles consecuencias.