Esta chica sufre acoso en redes por el nombre de su cuenta

Esta chica sufre acoso en redes por el nombre de su cuenta

Isaac García

La serie El juego del calamar ha roto records en Netflix y desatado la pasión de sus fans. Hasta tal punto, que estos están acosando a una usuaria de redes sociales por la razón más inesperada.

Lydia Ellery es una streamer del Reino Unido que tiene más de 45.000 seguidores y lleva 11 años activa en Twitch. Recientemente, sus cuentas de redes sociales se han visto inundadas de comentarios abusivos, llenos de odio e insultos.

El motivo es que su nombre de usuaria en Instagram y Twitch es @SquidGame, es decir, «Juego del calamar».

Ya sabemos cómo son las redes sociales a la hora del acoso y los insultos, pero la elección de ese nick no tiene nada que ver con la famosa serie coreana, es más, el origen fue puramente casual.

Cuando la BBC la entrevistó debido a estos sucesos, declaró:

«Para mí fue un nombre tonto que se me ocurrió en el momento. Mis amigos me llamaban squid (calamar) porque rima con lid (tapa), y mi nombre es Lydia».

La streamer squidgame en Instagram

El motivo de los mensajes de acoso de los fans de El juego del calamar

Como Netflix no posee este nombre usuario, la plataforma de streaming ha estado promocionando la serie en las redes sociales desde sus cuentas principales.

Siendo la serie de más éxito de la plataforma (y con diferencia) Lydia se ha visto inundada de mensajes y etiquetas en Instagram que la han confundido con el show.

Además, los fans han acudido hasta las cuentas con el nombre de la serie y han encontrado a Lydia, algo que, a algunos, no les ha gustado nada. Por eso, empezó a recibir también mensajes que la acusan de haber robado el nombre de usuario y ser una ciberokupa.

Obviamente, esta es una queja sin sentido y, si uno navega un poco por sus perfiles puede ver que es una usuaria muy activa y veterana, con decenas de miles de seguidores en sus redes y que no se aprovecha de la fama de la serie. Sin embargo, eso no detiene el acoso de muchos, que la siguen acusando de querer aprovecharse de la marca squidgame o, simplemente, dan salida a sus frustraciones con ella.

Lo peor es que eso está pasando factura a la streamer.

Las consecuencias del acoso de los fans de El juego del calamar

Además del estrés psicológico causado por las amenazas y los insultos, Lydia ha sido víctima de multitud de intentos de hackeo de su cuenta. Veterana como es, no han tenido éxito, pero aún así, está planteándose cambiar el nombre de usuaria que ha tenido más de diez años.

El motivo principal es que está afectando a su trabajo y sus ingresos, como ella misma declaró en Twitter:

Al parecer, ya ha perdido varias oportunidades laborales. Las marcas con las que trabaja y que le hacen de sponsor no quieren la confusión que causa el que tenga ese nombre de usuario.

La verdad es que, a día de hoy, Lydia sigue manteniendo aún el nick tanto en Instagram como en Twitter. Sin embargo, esta es una muestra más de que, muchas veces, las redes sociales desatan un odio sin sentido por los motivos más peregrinos.

¡Sé el primero en comentar!