Clubhouse llega a Android para intentar parar su debacle

Clubhouse llega a Android para intentar parar su debacle

Carlos Martínez

Clubhouse llegó a iOS en marzo del 2020, pero no fue hasta diciembre cuando vivió su gran revolución gracias a la pandemia mundial. Más de 800.000 usuarios se registraron rápidamente tras comenzar un fenómeno de charlas y coloquios en los que presentar diversos temas, pero la ola fue perdiendo fuerza, y poco a poco comenzó a dejar de tener repercusión social.

Una aplicación en caída libre

Clubhouse

Desde que la aplicación recibirá una oleada de peticiones de nuevos usuarios, el punto máximo de interacciones se produjo entre febrero y marzo del 2021, momento en el que en la aplicación existían charlas de todo tipo y se generaba una gran cantidad de interacción entre los usuarios. Según las cifras de los analistas de Sensor Tower, la aplicación se descargó 9,6 millones de veces en febrero, subiendo un 300% respecto a las 2,4 millones de descargas de enero.

Sin embargo, sólo dos meses más tarde registró un total de 922.000 descargas a nivel global en abril, lo que supone una caída del 66% respecto a las 2,7 millones de instalaciones conseguidas en marzo. Es importante mencionar que para que un usuario pueda entrar en Clubhouse necesita la invitación de alguien que ya esté dentro, de ahí que el fenómeno de crecimiento se disparara tanto en el mes en el que la aplicación se hizo prácticamente viral. No hay nada como un acceso privado para que genere el interés del público, y eso es lo que ocurrió.

Android, el último invitado

clubhouse

Pero de nada sirve tener grandes cifras si no cuentas con el principal protagonista del mercado: Android. Los desarrolladores de Clubhouse han estado retrasando el lanzamiento de la versión para Android por alguna razón, y ahora parece que están listos para lanzarla, ahora que el servicio está de capa caída. Tal y como han anunciado a través de su cuenta oficial de Twitter, Clubhouse llegará a Android a nivel global el próximo viernes 21 de mayo.

La gran pregunta es si la llegada de Clubhouse a Android logrará despertar de nuevo ese fenómeno social interesado en las charlas públicas. Y es que a sus salas llegaron incluso a estar personas como Mark Zuckerberg y Elon Musk, salas en las que cualquier usuario registrado podía entrar y escuchar sus discursos.

El potencial de Clubhouse sigue estando presente, pero quizás, las últimas experiencias vividas por los usuarios no ayuden demasiado a atraer a esos usuarios que todavía quedaban por probar el servicio.

El secreto está en el dinero

Pero tras la llegada de Clubhouse a Android, la última carta podría estar relacionada con el plano económico. El servicio ya cerró un acuerdo con Stripe para permitir pagos a través de la aplicación, de forma que los oyentes podrían enviar donativos a los creadores de contenidos. De esta manera se conseguiría monetizar el servicio de una manera extremadamente sencilla, en la que tanto creador como consumidor saldrían ganando por las facilidades. Veremos si ese será finalmente el próximo paso a dar en Clubhouse o si definitivamente el servicio pasa a mejor vida después de casi morir de éxito.