Ni en Facebook ni Instagram, nadie usará tus imágenes sin permiso

Ni en Facebook ni Instagram, nadie usará tus imágenes sin permiso

Pedro Santamaría

Facebook está probando nuevas opciones dentro de Rights Manager for Images, su herramienta para la gestión de derechos de autor en las imágenes. Y son cambios que podrían afectar al uso que muchos usuarios hacen de sus plataformas, en especial Instagram. Porque a todas esas cuentas que replican el contenido de otros sin dar crédito se les podría acabar el chollo.

Nada de aprovechar el trabajo de otros

Uno de los grandes problemas de internet ha sido siempre el tema de los derechos de autor. Encontrar herramientas eficaces para evitar el robo de material con copyright es muy complicado. Sin embargo, dentro de las plataformas esto es relativamente más sencillo. Un ejemplo es el algoritmo de Content ID de YouTube, el cual es capaz de escanear y detectar el uso de música que no está libre de derechos de autor.

Ahora es Facebook la que está probando con un grupo reducido de socios unos cambios que afectan a su herramienta para la gestión de derechos en imágenesRights Manager for Images. Gracias a ellos, los propietarios de las imágenes publicadas en sus plataformas podrán acceder a una mejor protección.

Y es que, en el caso de detectar que otra cuenta o perfil dentro de Facebook o Instagram está usando sus imágenes sin permiso, podrán decidir si lo permiten, las bloquean para ciertos territorios o por el contrario dan orden de eliminarla en cualquier publicación con las que no hayan pactado algún tipo de acuerdo.

Para lograr esta protección extra dentro de las plataformas de Facebook habrá que subir un archivo CSV (Valores Separados por Comas) para cada imagen junto a sus respectivos metadatos. De este modo, Facebook podrá detectar dónde se está usando la imagen para informar al usuario que ha indicado ser el autor original de la misma.

La idea es buena, pero como han indicado los propios responsables de Facebook, esta herramienta puede ser tan efectiva como problemática. Porque, una vez haya algún tipo de denuncia, serán los datos acerca de quién subió antes la imagen a la red los que dictaminen en primera instancia quién es el autor.

Así que imagínate que te han cogido una foto tuya directamente desde tu página web u otro servicio online y la suben con todos esos datos antes que tú a Facebook o Instagram. Para ambas plataformas ese perfil será el diseño de dicha imagen, pero no es cierto.

Y claro, sólo hay que imaginar que alguien suba a Facebook o Instagram una imagen encontrada en la web del autor u otro servicio online para ver que habría un problema. No obstante, la herramienta también contará con opciones para apelar posibles decisiones que de forma automática se realicen y no sean correctas. Aunque supondrá un esfuerzo extra, pero si se trata de proteger tus derechos deberías invertir en él.

No obstante resultará interesante cómo prospera todo y si verdaderamente implica cambios en cómo algunos perfiles usan las plataformas con imágenes de otros. Así como ver la forma en la que la compañía resuelve el dilema de hasta qué punto una imagen modificada es o no una obra nueva. Algo que lo decimos por el tema de los memes y similares.

Instagram y los derechos de autor

En el caso de que todos estos cambios en Rights Manager for Images prosperen, algo que intuimos será así, habrá que ver si efectivamente es o no Instagram la plataforma más afectada. Porque en dicha red social es cierto que han ido proliferando las cuentas que no hacen otra cosa que repostar las imágenes de otros usuarios.

Aunque la mayoría tendrá sus propios ejemplos para este tipo de comportamientos, las más habituales están relacionadas con temas de decoración, setups y las cuentas de memes. Estas últimas tendrán cierta «ventaja» si Facebook determina que una obra modificada es o no una nueva obra. Aunque habrá que verlo, pues recortarla ya es una modificación, pero eso no implica haber creado nada nuevo.

Sea como sea, la medida inicialmente parece más que correcta. A pesar de esfuerzo extra a la hora de añadir ciertos archivos, pero si evita que otros saquen beneficio de tu trabajo y, además, sin darte crédito bienvenida sea.