A Instagram no le gustan sus propios Reels, ¿por qué?

Uno de los máximos responsables de Instagram, Adam Mosseri, ha dicho que no le gustan los Reels. Bueno, le que no le gusta exactamente es la situación en la cual se encuentran ahora mismo. Porque por más que la idea era competir contra TikTok, esta sigue siendo la reina de los vídeos de corta duración. Así que, ¿qué pueden hacer?

Instagram Reels y su rivalidad con TikTok

Instagram Reels es la apuesta de la plataforma para combatir a TikTok. Un nuevo tipo de formato a la hora de publicar vídeos de corta duración dentro de la plataforma con efectos y alguna que otra opción creativa.

Esta función se lanzó de forma global durante 2020 y a pesar de los esfuerzos por parte de la compañía parece que no ha terminado de cuajar. Algo que realmente no sorprende ni hace falta investigar mucho para llegar a la misma conclusión. Ni siquiera hay que tener datos, porque basta con ver que los que millones de usuarios están publicando no son otra cosa que los mismos vídeos que antes comparten en TikTok.

Por eso Adam Mosseri, uno de los responsables con mayor peso de Instagram, ha expresado su disconformidad con el estado actual de los Reels. Cree que deben hacer algo este año si quieren que de verdad puedan competir contra TikTok. Si no es así, seguirán siendo la segunda opción para todos.

Un problema de sencillez

¿Cuál es el fallo que han cometido en Instagram para que, teniendo en cuenta la masa de usuarios que usa la plataforma a diario, no logren unos mejores resultados en el tema Reels? Pues el principal problema está en la sencillez.

El uso de Reels no es complicado, pero tampoco es todo lo intuitivo que igual uno espera cuando accede a ellos por primera vez. Eso dificulta el comenzar a usarlos con cierta frecuencia. Y si le sumas que igual en TikTok realizar determinadas acciones a nivel creativo es más rápido, pues prácticamente ya está todo dicho.

Claro que no es lo único que afecta a esa idea de sencillez por parte de los Reels. En estos momentos en Instagram se pueden encontrar una gran variedad de formatos de vídeo. Están los vídeos que publicas en el feed principal, los que puedes compartir a través de las historias, también los que tienen una mayor duración y publicas aprovechando IGTV y, por último, los recién llegados Reels.

Esto para el usuario es complejo si se compara con TikTok. Porque para según qué contenido has de ir a una u otra sección, cambiar entre ellas, etc. Así que la solución a este contratiempo que experimenta Instagram no es otro que recudir y consolidad formatos.

Con esto no decimos que tengan que eliminar los Reels o cualquier otro tipo de vídeo que se puede compartir, pero sí hacer algo para que el usuario tenga claro donde se publica cada uno y dónde se pueden ver los que otros usuarios comparten. Algo en lo que por suerte parece que se van a enfocar: en simplificar todo.

Además de todo esto, las herramientas creativas han de seguir evolucionando y el usuario tiene que tener mucho más claro cómo funciona todo, cómo se usan cada una de las opciones disponibles y tener ideas para poder sacarle el máximo partido. Algo que con las historias hicieron muy bien y de ahí que acabasen comiéndose a Snapchat.

Si con TikTok quieren hacer algo similar, van a tener que centrarse mucho. Porque de no ser así, al final esa plataforma que querían ser y que, en parte, significase el futuro de los vídeos en internet parece que va quedarse en un sueño por parte de sus directivos. Y no pasaría nada, pero la verdad es que tienen potencial para lograr mucho más de los resultados que obtienen y que, todo sea dicho, no es que sean malos en otros apartados.