Instagram también aplica medidas por el coronavirus, pero ¿cómo?

Las normas para intentar frenar lo máximo posible el coronavirus han llegado incluso a Instagram. La plataforma ha tomado ciertas decidimos destinadas a luchar contra el COVID-19, pero ¿cómo se hace exactamente eso en una red social?

Por qué hay nuevas normas en Instagram por el COVID-19

El coronavirus sigue desgraciadamente avanzando y todas las medidas son pocas para conseguir contener el contagio. Los establecimientos están cerrando, se están controlando las entradas y salidas de las ciudades -bueno… de algunas-, y hasta las redes sociales están intentando adoptar medidas.

Es el caso de Instagram, que ha decidido aplicar ciertas normas con miras a luchar contra el virus. Pero, ¿cómo se hace exactamente siendo una plataforma online donde no hay contacto físico entre la gente? Pues vigilando y siendo muy estricta con la información que se comparte. En estos momentos, resulta muy fácil hacer viral cualquier tipo de fake news así como recomendaciones que no son efectivas.

Instagram

Para que este tipo de datos no lleguen a la gente, la red social ha informado a través de un hilo en su cuenta oficial de Twitter que se han tomado nuevas medidas destinadas a tener una «comunidad segura«:

La idea, como decimos, es vigilar mucho más lo que se está contando en un medio que sirve como altavoz para millones de personas en el mundo y controlar así que se de información alarmista o errónea. También se busca con esta idea que algunos anunciantes no se aprovechen de la situación. Hace unos días te contábamos que Facebook (dueña, de hecho, de Instagram, recuerda) iba a controlar la publicidad de venta de mascarillas (que no hace más que explotar la desesperación y el desconocimiento de la gente) e Instagram ha decidido hacer lo mismo para que nadie se aproveche de esta situación extraordinaria.

Las medidas de Instagram por el COVID 19

Estas son las medidas a seguir por la plataforma para intentar controlar la situación y ayudar:

  1. Eliminación de información incorrecta y dañina relacionada con el COVID-19.
  2. Cuando alguien busca los hashtags relacionados con el coronavirus, se muestran recursos de las cuentas oficiales @WHO, @cdc y de las autoridades sanitarias locales.
  3. Reporte de publicaciones sospechosas para que sean revisadas por humanos para su verificación.
  4. Bloqueo y restricción de hashtags que se utilizan para difundir información errónea.
  5. Baneo de la publicidad que se aprovecha de la situación.
  6. Aumento de visibilidad de cuentas relevantes y oficiales sobre el tema.

Este último punto es importante: con miras a dar mayor accesibilidad a las cuentas que de verdad importan, Instagram está sugiriendo a los usuarios visitar contenido fiable para estar verdaderamente informados sobre lo que ocurre. Igualmente esto crea conciencia crítica entre las personas para que no se fíe de cualquier cosa. Hace unos días se hizo viral el vídeo de una influencer que recomendaba beber agua caliente para luchar contra el COVID-19. Otras instagramers replicaron también el consejo, a pesar de que esta medida es completamente falsa, de forma que el mensaje de difundió por redes y fue visto por miles y miles de personas (entre ellos muchos jóvenes).

Evidentemente seguirá siendo muy difícil que este tipo de videos se suban, pero al menos ahora contaremos con más herramientas en redes sociales para detectarlos, reportarlos y, sobre todo, para no creerlos a pie juntillas. Bien por Instagram.