Todo por el like: Influencer posa junto al féretro de su padre y le llueven las críticas

El postureo ha hecho perder la cabeza a más de un influencer, y el último ejemplo lo tenemos en Jayne Rivera, una famosa TikToker que decidió conectar son sus seguidores de la peor manera posible: fotografiándose en el mismísimo entierro de su padre. Lo pero es que la publicación no era una foto de ella frente a la iglesia en semejante día, sino que decidió posar con posturita incluida delante del féretro de su difunto padre. ¿Dónde está el límite?

Lo absurdo de los influencers

Influencers filtración

Una conocida influencer dedicada al mundo del fitness (y a mostrarse en general) se ha visto obligada a desaparecer de las redes sociales debido a una publicación extremadamente incómoda. Nublada por su necesidad de llamar la atención con todo tipo de publicaciones, la influencer decidió comunicar a sus seguidores la trágica noticia de la muerte de su padre, y para ello decidió mostrarlo de primera mano.

El resultado no fue otro que una galería de fotos posando delante del féretro abierto de su padre, unas instantáneas donde por suerte no se veía la cara del difunto. Como podrás imaginar, la escena era absurda, más cuando nuestra protagonista decidió incluso posar con ridículas posturas, básicamente para presumir de tipo y de modelito.

“Vuela mariposa. Descansa en paz Papi, fuiste mi mejor amigo. Una vida bien vivida”. Afirmaba en la publicación. Y no creas que fue una foto la única que subió, ya que fueron nada menos que un total de 8 instantáneas las que publicó con la idea de enseñar su modelito. La pregunta es, ¿quién hizo la foto y por qué le parecía también una buena idea?

Los seguidores dictaron sentencia

Como era de esperar, los seguidores no tardaron en castigar públicamente a Jayne, ya que los comentarios negativos se multiplicaban por segundos. Muchos le echaban en cara que su gesto había sido muy irrespetuoso, así como que le invitaban a borrar las fotos debido a lo surrealista de la situación.

Pero si había un comentario que se repetía una y otra vez era el de “unfollowed”. Una oleada de usuarios comenzó a dejar de seguir a la tiktoker tras descubrir la horrible publicación, por lo que el número de usuarios de la señorita Rivera comenzó a descender de manera estrepitosa.

Humillada y desaparecida

El final de esta historia no podía ser otro. Las cuentas de Jayne Rivera han desaparecido por completo. La influencer ha decidido borrar su cuenta de Instagram después de que muchísimos usuarios le echaran en cara lo que había hecho. Un ejemplo más del linchamiento público que se produce en este tipo de situaciones con perfiles públicos, que demuestran que no hay término medio a la hora de afrontar un problema de este tipo.

Lo que no ha hecho es borrar su cuenta de TikTok, donde sigue manteniendo una cifra de 300.000 seguidores. Eso sí, su última publicación es del 20 de octubre, por lo que de momento se mantiene desaparecida hasta nuevo aviso. Tampoco ha decidido cerrar su cuenta de OnlyFans, donde con suscripciones de 18 dólares mensuales podría estar generando algunos ingresos.

Vía > Hitc

¡Sé el primero en comentar!