3 proyectos cancelados de Facebook que demuestran que Zuckerberg es un supervillano

Todos hemos oído hablar ya del proyecto de realidad virtual con el que Facebook (perdón, Meta) nos quiere atrapar más aún dentro de su jardín. Pero por si el anuncio no te pareció bastante inquietante, he aquí 3 proyectos abandonados por Facebook Meta que demuestran claramente que Zuckerberg es un supervillano.

Mientras todo el mundo compara a Jeff Bezos con Lex Luthor y a Elon Musk con el Hank Scorpio de los Simpsons (a Musk ya le preguntan directamente en las entrevistas si es un supervillano), aquí tenemos claro que el caballo ganador es Mark Zuckerberg.

Cada cosa que presenta es más perturbadora que la anterior y, como ejemplo, estos 3 proyectos abandonados por Facebook que prueban que Zuckerberg es un malvado de cómic.

1. El Edificio 8, el laboratorio secreto desmantelado

En abril de 2016, Zuckerberg anunció que Facebook invertiría millones en diversificar su negocio hacia el hardware y contrató a Regina Dugan para liderar ese esfuerzo.

Dugan es famosa en los círculos tecnológicos por su trabajo en DARPA (la agencia norteamericana de Proyectos de Investigación de Defensa Avanzada) y se puso al frente del «Edificio 8», un laboratorio de alto secreto que albergaría iniciativas de robótica, inteligencia artificial o realidad virtual.

Por si esos dos detalles no parecen ya el comienzo de una película de serie B, recordemos que Zuckerberg es un hombre que nos quiere leer la mente, literalmente, y los trabajos para eso empezaron en el Edificio 8.

Poco se sabe de lo que ocurría entre sus muros, a los que tenías que acceder con escolta incluso si eras de la empresa. Sin embargo, de vez en cuando se filtraban noticias tan tranquilizadoras como la desconexión de dos inteligencias artificiales, que empezaron a comunicarse entre ellas en un lenguaje que los científicos no entendían.

Sabemos que la prensa lo distorsionó y que esas cosas suelen ocurrir con las IA’s (lo que tampoco nos inquieta lo más mínimo), pero la cuestión es que, 17 meses después, no quedaba nada del Edificio 8.

Dugan se marchó por razones poco claras y Facebook trasladó los proyectos que no tuviera que matar con fuego a otras divisiones.

2. El proyecto Libra, la criptomoneda de Facebook

Facebook libra logo

En junio en 2019, en plena fiebre de la Bitcoin, Facebook presentó su proyecto de criptomoneda, Libra. Con ella, Zuckerberg nos dejaba aún más claro que iba detrás de nuestro dinero.

Facebook vive de los datos y los más jugosos son cómo gastas y en qué. Este proyecto quiso implicar a gigantes de la industria, como Stripe o VISA, pero también atrajo las miradas de los legisladores.

Y ahí empezó a torcerse todo. Ante las cuestiones más básicas de legalidad, privacidad, etc, los informes y objetivos de Facebook parecían poco claros.

Pocos meses después, empezaron los abandonos de los socios, entre ellos VISA y Mastercard, que dieron el golpe de gracia a Libra. Al parecer, dudaban de la habilidad de la asociación de satisfacer las expectativas legales. A esas alturas, otras empresas, como Ebay, ya habían dicho: Nop, vámonos de aquí.

3. El «Instagram para niños»

El desfile de confidentes de Facebook e informes filtrados es un goteo constante. En uno de ellos, la empresa reconocía que Instagram era negativo para la salud mental, sobre todo de mujeres adolescentes.

¿Y qué haces si eres Zuckerberg y lees eso? Te acaricias la barbilla y piensas que sería una idea genial ampliarlo y hacer un «Instagram para niños».

El proyecto se ha metido en el congelador debido a que las revelaciones malignas no dejan de acumularse y no parece un buen momento. Un proyecto que se refería a esos niños de 10 a 12 años como «riqueza no explotada».

Porque esa es la manera en la que una persona normal, y no un supervillano, se refiere a los niños, como «riqueza no explotada».

¡Sé el primero en comentar!