TikTok anuncia su marcha de Hong Kong, ¿por qué?

TikTok anuncia su marcha de Hong Kong, ¿por qué?

Drita

Las cosas se complican, y mucho, para la compañía de TikTok. La red social china fue prohibida en India hace apenas unos días y ahora, por decisión propia, también saldrá del mercado de Hong Kong. ¿A qué se debe la marca de esta región tan importante?

Una nueva y controvertida ley

Una nueva ley en Hong Kong está provocando más de un quebradero de cabeza entre las compañías que operan en la región. Y es que muchas de estas empresas, con actividades en el territorio, han manifestado su preocupación por la aplicación de una controvertida ley de seguridad nacional que otorga demasiadas facultades a Pekín para la represión de determinados actos, poniendo en jaque las libertades civiles de los ciudadanos.

Aquí entran un sinfín de acciones por parte del gobierno, que puede eliminar incluso material de internet que crea que pone en peligro la seguridad nacional. Un paso hacia atrás en las libertades de esta isla que hasta ahora conseguía vivir un poco al margen de lo que ocurre en el resto de China (donde numerosas soluciones están vetadas) y que cada vez acerca más posiciones con las autoridades de Pekín.

Policía china

Tal es el panorama que Facebook, Twitter y Google ya manifestaron que no seguirán colaborando con el gobierno de Hong Kong y ahora es TikTok la que también se planta.

La plataforma, por si no lo sabes, es propiedad de ByteDance, que hasta ahora siempre se ha negado a compartir datos de usuarios con las autoridades de China continental. Tampoco está dispuesta a hacerlo con Hong Kong, lo que ha derivado en su marcha de la región, que se hará efectiva en los próximos días.

¿Un lavado de imagen?

Teniendo en cuenta que la plataforma social acaba de ser prohibida en India precisamente por ser considerada un peligro para la seguridad del país (se la acusa de compartir información con el gobierno chino), ¿en qué quedamos? ¿es TikTok una aliada de la república asiática o no?

Esta decisión tomada tras la nueva ley de Hong Kong reafirmaría sin duda la postura de la empresa, que siempre ha sido la de ser una compañía transparente y ética que nunca ha compartido ni compartirá sus datos de usuarios con China.

Sin embargo, hay quien ve en este movimiento una clara estrategia de lavado de imagen. Teniendo en cuenta que en Hong Kong solo cuenta con 150.000 usuarios (de los más de 7 millones que ocupan la excolonia británica), el «sacrificio» sería pequeño (muy pequeño) en comparación con lo que ganan: quedar bien de cara a la galería y asentar una buena base para seguir definiéndose ante el resto de países que empiezan a dudar de sus intenciones.

Es el caso de Estados Unidos que también se ha sumado a India en sus sospechas sobre la red social. Como bien sabes, las relaciones del país y China son especialmente tensas y el gobierno dirigido por Trump ya se encargó de meter en la lista negra a una todopoderosa como Huawei. Ahora ha puesto en el punto de mira a la plataforma, que recientemente eligió a Kevin Mayer, un estadounidense ejecutivo de Disney, como CEO de TikTok precisamente para acercar posiciones con un gobierno tan complicado. Veremos cómo termina escapando tras tanto revuelo.