Una de las curiosidades más útiles de Twitter y a la vez desconocidas

Una de las curiosidades más útiles de Twitter y a la vez desconocidas

Pedro Santamaría

Cada día se publican en Twitter millones de imágenes que resultan ser un elemento importante para la propia experiencia de uso dentro de la plataforma. Aún así y a pesar de estar disponible de forma nativa desde 2011, antes se hacía recurriendo a servicios de terceros, sigue escondiendo algunos interesantes secretos que muchos usuarios desconocen. El más llamativa es cómo aplica los «recortes», sobre todo a imágenes con texto

Así recorta Twitter las imágenes

Recorte imagenes Twitter

En 2011 Twitter introdujo la posibilidad de publicar imágenes de forma nativa a través de su aplicación móvil o vía web. Hasta el momento, en dicha plataforma se podía hacer, pero a través de servicios de terceros donde se alojaban estos archivos.

Más tarde, en 2014, la compañía sumo la opción de publicar varias imágenes dentro de un mismo tweet y con ello empezaron a ajustar más el cómo se realizaban cosas tan concretas como el «recorte» de las imágenes a la hora de mostrarse en el feed. Porque en función a eso el impacto que podría tener una imagen o no variaba mucho.

Cuando tú publicas una imagen o lo hace otro usuario te habrás fijado que mientras navegas por tu timeline todas mantienen siempre la misma relación de aspecto (16:9). Esto se debe a una decisión de diseño y experiencia de usuario que permite tener una vista más homogénea mientras revisas tu feed. Una vez entras al tweet o tocas/haces clic sobre la imagen para expandirla es cuando ya la ves al completo.

Pues bien, para mejorar la interacción, la zona que se encuadra debe contener los elementos realmente importantes. Por ejemplo, una cara, un texto, etc. Pero tú como usuario no decides dónde se hace dicho recorte o qué debe mostrarse, lo hace sólo la aplicación y no de forma aleatoria. Un ejemplo, este tweet de Alexey Skachov. Si la imagen contiene texto, este siempre se mostrará.

Eso sí, esto lo verás así dentro de la aplicación oficial o desde la web de Twitter. En otros clientes o plugins para la previsualización de tweets en otras webs podría variar como ocurre con las capturas superiores. Un función desconocida como lo son las listas de Twitter para algunos, pero muy útil.

Redes neuronales para un recorte inteligente

En enero de 2018 Twitter compartió un artículo dentro de su blog oficial en el que uno de sus ingenieros de software, Zehan Wang, explicaba cómo era todo el proceso de recorte inteligente de las imágenes. En dicho artículo, en inglés y accesible a través de este enlace si te interesa conocer más detalles, a grosso modo se explica todo el proceso.

Inicialmente, Twitter simplemente realizaba un análisis rápido de la imagen en busca de una cara (tanto de personas como animales). Si su motor de búsqueda no encontraba caras o no era capaz de hacerlo, entonces la imagen se ajustaba al centro. Por tanto, adaptaba la relación de aspecto que se muestra en la vista previa del tweet o la vista de galería y sólo enseñaba la parte central de la imagen.

Con el paso del tiempo y las mejoras de procesamiento, Twitter comenzó a introducir otros criterios más allá de la cara basados en los puntos de atención de una imagen, o lo que es lo mismo, los elementos que provocan que tus ojos se fijen directamente en ellos. Estos pueden ser las propias caras, animales, zonas con un alto contraste y los textos.

Gracias a esto, cuando publicas una imagen en la plataforma, si contienen texto, este tiempo se verá en la vista no expandida de la imagen y centrados sin importar si la relación de aspecto de esta es o no diferente a la de la vista previa. ¿Interesante? Creemos que sí y es uno de esos detalles que no todos conocen, algo similar a los que ocurre con los bots y todas las posibilidades que ofrecen dentro de la plataforma.

A partir de ahora, cuando vayas a compartir imágenes en Twitter ya sabrás cómo funciona y qué se verá o no en esa vista no expandida. Ideal, por ejemplo, para crear composiciones concretas y buscar el máximo impacto posible.