Twitter quiere que hagas dinero con tu newsletter y compra Revue

Twitter compró Revue, un servicio de newsletter, y en breve a los usuarios de su plataforma se les permitirá nuevas opciones a la hora de compartir contenidos y monetizarlos de forma sencilla. Algo que, todo sea dicho, parece ser la tendencia de este 2021 en cualquier plataforma social: facilitar a los creadores generar dinero.

Twitter quiere que cobres por tu newsletter

Twitter anunció la compra de Revue y, aunque de momento el funcionamiento de este servicio de newsletter se va a mantener independiente, poco a poco irán llegando cambios que harán que ambas compañías se integren cada vez mejor. Pero vayamos por partes.

Revue es un servicio de newsletter como otros tantos que ya existen en internet. La gran diferencia es que, y esto es algo que no todos los servicios que ofrecen la posibilidad de crear un boletín de noticias tienen, permite a los creadores monetizar sus contenidos de forma sencilla.

Eso y el propio talento demostrado por la startup holandesa habrían sido los motivos principales por los cuales Twitter se habría interesado en ella y finalmente adquirida. Porque las newsletter están en auge y las posibilidades que pueden ofrecer son muchísimas.

Además, Twitter siempre se ha entendido como la plataforma social donde «pasan» las cosas. De modo que, sabiendo que también son una de las redes donde los usuarios más veces comparten el contenido que realizan, ¿por qué no facilitarles más aún las cosas?

Así que Revue seguramente acabará con una gran optimización e integración con Twitter y eso hará que los usuarios de la red de microblogging encuentren más motivos para seguir compartiendo contenidos. Porque si existe un gran reto para este 2021 en todas y cada una de las redes sociales es el de permitir y facilitar las opciones de monetización a los usuarios que más contenido crean en ellas.

Pagar a tus usuarios para que sigan usando tu plataforma

Llevamos mucho tiempo percatándonos de un cambio en cuanto al trato que las plataformas sociales dan a sus principales creadores de contenidos. Es cierto que siempre ha sido así, más o menos, pero con tantas y tantas opciones ahora es el momento de apostar por ser más agresivos si no quieres caer en el olvido.

Por ello, prácticamente en cualquier plataforma se están buscando métodos de monetización que ayuden a retener a los usuarios más activos y que más contenidos publican. Un ejemplo es TikTok y su fondo de 200 millones de dólares o las monedas virtuales, pero no son los únicos.

Cuando antes sólo existía una plataforma de vídeos, una de mensajería, una de fotos, etc., no resultaba necesario retener al usuario. Porque no tenía opciones reales y las existentes no llegaban a nivel de exposición de estas. Sin embargo, ahora eso no ocurre y las opciones se multiplican.

TikTok Dinero

Si quieres publicar vídeos está YouTube, pero también puedes hacerlo en IGTV, Facebook Video, etc. En el caso de ser vídeos cortos, las historias de Instagram o TikTok. Para temas de directos nuevamente YouTube o mucho más estos últimos meses Twitch. Así podríamos seguir con multitud de categorías, por lo que ¿qué necesita una plataforma para evitar la fuga de talento? Exacto, tenerlo contento y eso en la mayoría de ocasiones implica pagar por su trabajo dentro.

Twitter ha dado un paso interesante comprando Revue. Habrá que ver cómo lo asimilan o si sirve para implementar soluciones paralelas de cara a un futuro inmediato, pero es de agradecer que empiecen a ver que el usuario y su contenido son los reyes, los que hacen que su negocio se sustente.

Igualmente, estos movimientos también son importantes para el resto de plataformas, pues si hay un cambio y como se espera empiezan a ofrecer mayor privacidad, van a tener que plantear más soluciones para que les resulte sencillo cobrar por el valor que generan y de paso ellos ingresar esa comisión para seguir existiendo.

Por tanto, si estabas pensando iniciar una newsletter, aunque hay servicios que funcional genial (como puede ser Substacks) igual deberías probar antes Revue.