Netflix pagaba más que Amazon por Los Anillos de Poder, ¿por qué perdió?

Netflix pagaba más que Amazon por Los Anillos de Poder, ¿por qué perdió?

José Luis Sanz

Sin duda, se trata del fenómeno seriéfilo del año. Los Anillos de Poder sigue avanzando en la dirección que los fans esperan, desvelando acontecimientos que pocos conocían y que están ayudando a profundizar en el lore de un universo literario tan rico en detalles como en épica, leyendas e historias. Pero en las últimas horas se han desvelado detalles interesantes de por qué fue Prime Video la que se llevó el gato al agua de los derechos de Tolkien. ¿Lo sabéis?

Tres plataformas al acecho

Es extraño pensar que con el dinero que se gastan anualmente plataformas como Netflix y que suele superar los 12.000 millones de dólares, una franquicia como la de El Señor de los Anillos se le escapara cuando estábamos hablando de invertir cantidades muchísimo más pequeñas. Pero antes de entrar en el cogollo de la cuestión, hay que decir que esta es una historia de esas que gusta escuchar, donde el caballero «don dinero» no puede siempre con todo.

Ese milagro conseguido por Prime Video y Amazon tiene dos nombres: Patrick McKay y JD Payne, los showrunners de Los Anillos de Poder que, además de ser unos fans irredentos de El Señor de los Anillos, supieron diferenciarse del resto de propuestas que llegaron a las manos de la empresa que gestiona los derechos literarios de J.R.R. Tolkien, y en la que están al frente algunos de sus descendientes.

Son ellos y solo ellos los que consiguieron que el dinero dejara de tener importancia y los 250 millones ofertados por Netflix solo para hacerse con los derechos no influyeran en la decisión final. Fue el proyecto, y lo que querían contar en él, lo que desequilibró la balanza del lado de Prime Video.

Showrunners de Los Anillos de Poder.

Las diferencias entre proyectos

Netflix pujó con más dinero por esos derechos de El Señor de los Anillos pero seguramente su propuesta no fue de las más atractivas porque básicamente lo que ofrecía a los descendientes de Tolkien era Marvelizar la franquicia creando un producto parecido al de Disney con los superhéroes pero poniendo en el foco protagonista a Aragorn, Gandalf, etc. No sabemos exactamente cómo puede traducirse algo así a imágenes dentro de la Tierra Media, pero ese enfoque algo más simple no convenció.

HBO, por su parte, también quiso hacerse con los derechos pero pujó con menos convicción económica y, también, fracasó por la propuesta argumental que puso sobre la mesa y que se resumía en coger lo que hay en los tres libros que ya vimos en las películas de Peter Jackson y hacer una adaptación propia en la plataforma. Ni qué decir tiene que algo así sería un tostón, porque prácticamente todo el planeta sabe lo que ocurre, en líneas generales, entre La Comunidad del Anillo, Las Dos torres y El Retorno del Rey.

Y por último estaba la oferta de Amazon, comandada por Patrick McKay y JD Payne, que prefirieron centrarse en Los Apéndices de El Retorno del Rey donde se cuentan acontecimientos de la Segundad Edad, la caída de Númenor y la forja de los anillos de poder que, a menos que te los hayas leído en la novela, no tendrás mucha idea de cómo, dónde y de qué forma terminan.

Así que bien por los herederos de Tolkien porque, por una vez, el proyecto fue más importante que el dinero. O eso nos cuentan.

¡Sé el primero en comentar!