¿Ves algo raro en Sandman? Netflix tiene una explicación

¿Ves algo raro en Sandman? Netflix tiene una explicación

Daniel Marín

Sandman ha sido sin lugar a duda una de las producciones más esperadas de Netflix. Fue anunciada hace ya unos cuantos años, pero la pandemia acabó trastocando los planes de la compañía, y la adaptación audiovisual de las novelas gráficas de Neil Gaiman tuvieron que esperar. El pasado 5 de agosto, Netflix publicó al completo la primera temporada de la serie a su plataforma. La crítica ha sido generalmente buena, pero hay cierto debate sobre si la serie se ve o no bien.

¿Se ve bien Sandman? ¿Es un problema de producción?

Desde que Netflix anunció que estaban trabajando en The Sandman hasta que la serie ha visto por fin la luz, han pasado tres largos años. Durante todo ese tiempo, muchos de los fieles seguidores de los cómics han analizado cada teaser con cierta minuciosidad. Cuando salió el tráiler definitivo de Sandman, en algunos foros de Internet se comenzó a debatir si había algo extraño en la relación de aspecto que habían elegido para la serie, pues las imágenes parecían algo distorsionadas.

Sandman llegó por fin a Netflix la semana pasada, y la relación de aspecto de la obra final es exactamente la que vimos en los tráilers. A partir de aquí, se ha generado un interesante debate sobre si se trata o no de un problema técnico de la serie de televisión. A priori, sería extraño, pues es bastante obvio que Netflix ha puesto mucho dinero en este proyecto, y que el diseño de producción de la obra no parece para nada barato. De hecho, el nivel de detalle de los paisajes del Reino de los Sueños nos invita a pensar que esa distorsión que parece haber en las secuencias de la serie parece más una decisión intencionada.

¿Qué dice Netflix?

Netflix no ha querido que el debate siga retroalimentándose y ha decidido poner punto final hablando claramente sobre este fenómeno. Para ello, uno de sus portavoces ha hablado de este caso al medio Variety. Ante las críticas negativas, los responsables de la plataforma de contenidos reconocen que es posible que algunos espectadores no estén de acuerdo con dichos efectos, pero que la relación de aspecto que se ha elegido para Sandman es una decisión tomada por parte de los creadores de la serie para potenciar la sensación de los sueños, y que para nada es un problema técnico o un descuido.

¿Repetirán en la segunda temporada?

Netflix tendrá que mojarse de cara a la segunda temporada de la serie. Sandman ha tenido buenas críticas en términos generales, y la plataforma ya ha anunciado que ya han comenzado el desarrollo de una nueva temporada.

Lo lógico sería mantener el código visual que hemos podido ver en estos primeros diez episodios, pero, siendo este punto el único que se ha criticado, es posible que la compañía de Los Gatos analice bien la situación y decida hacer algunos cambios para evitar este problema que parece no haber entusiasmado a parte del público. En cualquier caso, la relación de aspecto es una herramienta más que suelen usar los artistas audiovisuales para generar tensión. Si esta decisión ha causado malestar o angustia en el público, podemos afirmar que es probable que hayan logrado el objetivo que perseguían.