5 cosas que tienes que recordar de Stranger Things antes de la temporada 4

Se acerca cada vez más el momento en el que la cuarta temporada de Stranger Things llegará a Netflix, al menos la primera remesa de capítulos porque los norteamericanos han decidido partirla en dos, como ya han hecho en los casos de La Casa de Papel, Özark y otras muchas de sus ficciones. Por lo que vamos a hacer un ejercicio de memoria para marcar qué acontecimientos ocurridos en el final de la season anterior debemos tener bien frescos en la memoria para zambullirnos en todo lo nuevo que nos quieren contar los hermanos Duffer sin perder el hilo de nada.

Recuerda estas 5 cosas

Son cinco datos muy concretos los que creemos que tenéis que recordar de la tercera temporada para entrar con buen pie en los acontecimientos de la cuarta. Fijadlos bien para que no tengáis problemas a la hora de seguir con todo lo que nos van a contar y de lo que os hemos venido informando puntualmente en las últimas semanas con motivo del estreno de nuevos tráilers y datos directamente sacados de la producción de la ficción de Netflix.

Sin más dilación, vamos con esos datos importantes:

La amistad entre Steve y Robin

Uno de los aspectos más destacables de la tercera temporada fue la relación que hubo entre los personajes de Steve y Robin. Aunque comienzan siendo poco más que compañeros de trabajo, a medida que avanza la trama estos se van acercando cada vez más y más, hasta llegar a la escena del baño. A lo largo de la serie se nos daba a entender que Robin en el instituto estaba enamorada de Steve, puesto que ella misma dice que en clase no podía parar de mirarle, por lo que nuestro héroe favorito acaba por enamorarse de ella solo para revelar en el penúltimo episodio que la razón por la no podía parar de mirarle es porque la chica que le gustaba a ella estaba coladita por el galán. Ahí florece una gran amistad que promete ser muy relevante en la nueva temporada.

El sacrificio de Billy

Durante toda la temporada el personaje de Billy, el hermano de Max, había servido como un esbirro del gran villano, el Mind Flayer, por lo que no llegamos a empatizar del todo con él. Sin embargo y a través de los poderes de Eleven, descubrimos su pasado lleno de abusos y dolor. Este factor hace que el momento en el que, tras liberarse del control del villano, se sacrifica por nuestros protagonistas sea aún más doloroso.

Eleven rompe con Mike

A medida que las temporadas avanzan, nuestros niños protagonistas dejan de serlo, adentrándose en la adolescencia y, eventualmente, en la edad adulta, por lo que van entablando relaciones amorosas. Aunque al principio de la serie se nos muestra a Mike y Eleven como una pareja feliz, pronto esta comienza a hartarse y, tras una sesión de compras con Max, decide romper con él, causando así que se produzca una sensación de tensión durante el resto de la temporada.

La ¿muerte? de Hopper

Durante el final de la serie, Joyce y Hopper se infiltran en la base militar rusa para intentar acabar con la máquina que está causando que el Mind Flayer continúe con su reinado de terror. Cuando consiguen dar con ella, los soldados les encuentran por lo que Joyce decide ganar algo de tiempo mientras Hopper destruye la máquina. Hopper se encierra en la sala del armatoste y, aunque consigue sobrecargarla, es muy tarde para huir, por lo que decide quedarse, protagonizando la que probablemente sea la escena más triste de toda la serie.

La despedida

Tras vencer al villano, Joyce se convierte en la tutora de Eleven. Los Byers deciden irse lejos de Hawkins y empezar de cero, por lo que nuestro grupo de protagonistas se separa, con Mike, Lucas, Dustin y Max quedándose en su lugar de origen y Eleven y Will marchándose. Ahora solo falta esperar a ver qué excusa ponen en la nueva temporada para que nuestros héroes vuelvan a las andadas. ¿Cada uno desde un lugar diferente?

¡Sé el primero en comentar!