El Alienware Area-51m es un portátil al que le puedes cambiar la CPU y la GPU cuando quieras

Los portátiles especialmente diseñados para jugar a juegos son una solución magnífica para aquellos que no tengan el espacio suficiente para mantener un equipo de altas prestaciones fijo en un lugar. Pero tienen un tremendo problema, ya que requieren un gran desembolso por un hardware que no podrás volver a actualizar. Pues bien, eso no es problema para el Alienware Area-51M.

El portátil que quería ser sobremesa

Alienware Area-51m

No malinterpretes este titular. El nuevo portátil de Alienware no quiere ser sobremesa por la inmensidad de su tamaño (un poco grande sí que es), sino por su versatilidad. El fabricante ha decidido poner fin a los problemas de los usuarios, y ha diseñado un equipo como los de antes, completamente modular para que podamos sustituir todos y cada uno de los componentes, incluyendo la gráfica de alto rendimiento e incluso el procesador.

Pero es que además de poder despiezar el interior, el fabricante ha decidido presentar el equipo utilizando algunos componentes de sobremesa como el Core i9 o una NVIDIA RTX 2080 como opciones más elevadas. Una configuración increíble a día de hoy, pero que el día de mañana podrás sustituir con tus propias manos utilizando componentes actualizados. ¿Quieres un nuevo procesador? Puedes cambiarlo. ¿Necesitas más potencia gráfica para el último juego del mercado? No hay problema.

En The Verge han podido echar un ojo al interior del equipo experimentando con el proceso de cambiar los componentes, y aunque no se trate de una tarea al alcance de todos los usuarios, no deja de ser un proceso con el que los más entusiastas del hardware estarán totalmente familiarizados.

Pero no todo iba a ser de color de rosa. El producto, aunque es completamente funcional y se podrá comprar a partir del 29 de enero, hay un pequeño detalle que habría que tener bastante en cuenta, y está relacionado con la gráfica. Este elemento clave en el rendimiento de un equipo gaming se podrá reemplazar, sí, pero, ¿significa eso que podremos conectar cualquier gráfica del mercado? Obviamente no.

Alienware utiliza en su Area-51m un factor de forma propietario de Dell llamado DGFF (Dell Graphics Form Factor), por lo que los usuarios dependerán del trabajo del fabricante para optar a futuras actualizaciones. Ni NVIDIA ni AMD han prometido chips compatibles con el formato, y la única garantía del fabricante es que espera que las GPU del futuro sean lo suficientemente pequeñas y potentes para una placa DGFF. Algo que desde luego no genera confianza para invertir los 2.549 dólares que cuesta el modelo más básico de este peculiar ordenador.