Tu propio Google Fotos con una Raspberry Pi y PhotoPrism

Con el fin de Google Fotos como sistema de almacenamiento gratuito hay usuarios que han optado por pagar para ampliar el espacio disponible, mientras que otros han buscado soluciones alternativas. Entre ellos están los que no han migrado a otra plataforma sino que se han fabricado la suya propia con un NAS. Pero si en tu caso se te dispara el presupuesto, así puedes tener tu propio Google Fotos con una Raspberry Pi.

PhotoPrism, un gestor de fotos que debes conocer

Lo primero es explicar qué es PhotoPrism, aunque ya intuirás que se trata de una aplicación con la que podrás crear un gestor de fotografías capaz de catalogarlas de diferentes formas para que puedas tener un control y un fácil acceso a ellas en todo momento. Sin importar que estés buscando una que hiciste un día en concreto o todas aquellas de las últimas vacaciones.

Lo interesante de la aplicación en sí es que está pensada para ser instalada en un equipo que hará las veces de servidor y al que podrán acceder otros para consultar toda esa información que almacena y administra. Así, lo que podrás conseguir con PhotoPrism es una solución capaz de guardar, organizar, mostrar y compartir todas tus fotografías y vídeos. Exactamente igual que soluciones similares como la mencionada de Google Fotos, Amazon Photos o ya soluciones locales como el catálogo de Lightroom, etc.

Además, todas esas fotos las podrás organizar mediante álbumes, etiquetas que incluso es capaz de añadir de forma inteligente gracias a la tecnología TensorFlow de la propia Google, en función de la fecha en la que fueron tomadas y agrupándose por momentos o por último a través de los lugares que fueron tomadas si en los datos EXIF está incrustada la localización de las mismas a través de los datos GPS añadidos por la cámara o manualmente por parte del usuario.

Si a todo esto se le suma la posibilidad de compartir fotografías a través de enlaces personalizados y también a través de cualquier aplicación compatible con WebDAV el resultado es una opción más que interesante para quien no tenga miedo a trastear un poco.

Instalando PhotoPrism en una Raspberry Pi

Hasta aquí todo genial, pero dónde la instalamos. Pues podrías hacerlo en tu PC, pero si no quieres consumir recursos y buscas una solución mucho más económica, pero igual de efectiva la solución pasa por usar una Raspberry Pi.

PhotoPrism se puede instalar en una Raspberry Pi gracias a Docker. De modo que sólo tienes que tener una instalación o bien recurrir a un sistema operativo para Raspberry Pi con Docker ya integrado como podría ser UbuntuDockerPi. Luego, una vez todo instalado ya sólo te quedaría conectar un disco duro externo con la capacidad que necesites, pero de inicio sería mucho más económico que adquirir un NAS.

Así que valora la idea, y si piensas que es muy complicado, aunque te dejamos enlaces al proceso más detalladamente, este sería el resumen de los pasos que tendrías que dar:

  1. Adquiere una Raspberry Pi 3 o 4 idealmente
  2. Descarga UbuntuDockerPi, versión adaptada de Ubuntu Server para Raspberry Pi con Docker de este enlace
  3. Has uzo de Pi Imager para la instalación de la imagen en una tarjeta SD o micro SD según la Raspberry Pi usada
  4. Descarga la versión de PhotoPrism para Docker y Raspberry Pi de la página oficial del gestor fotográfico
  5. A continuación, inicia el proceso de instalación siguiendo los pasos detallados en esta página

Consejos extras para usar PhotoPrism en una Raspberry Pi

Una vez tengas todo instalado, el siguiente paso sería colocarle un HDD con capacidad suficiente para todas tus fotos y vídeos. Una vez hecho y transferida toda la información un par de consejos adicionales:

  • Este tipo de instalaciones son fiables, pero igualmente siempre resulta bueno tener una segunda copia de seguridad
  • Para dispositivos iOS y Android no hay app oficial, pero puedes usar las que dan soporte para WebDAV para sincronizar fotos, visualizarlas, etc.
  • Puedes probar una demo de PhotoPrism aquí para ver cómo se comporta y las opciones que ofrece

Si te consideras manitas y con los conocimientos adecuados o la paciencia necesaria para asumir este proyecto, sólo podemos animarte a que des el paso adelante y lo hagas. Porque puede que te sorprenda y cambies de opinión respecto a tener tu propio NAS si no tienes claro qué partido vas a sacarle a tal inversión.

¡Sé el primero en comentar!