AMD y sus nuevos procesadores de hasta 12 núcleos golpean a Intel

AMD y sus nuevos procesadores de hasta 12 núcleos golpean a Intel

Pedro Santamaría

AMD acaba de presentar nuevos procesadores y gráficas. Componentes que, para los más geeks de la tecnología, son todo un baile de números y detalles técnicos interesantes. Pero qué aportan realmente y cómo van a beneficiar al usuario sin tantos conocimientos de hardware, lo vemos.

La importancia de los nuevos AMD Ryzen con arquitectura Zen 2

Aprovechando el marco de Computex, AMD acaba de presentar sus nuevas CPU AMD Ryzen con arquitectura Zen 2. En ellas encontramos varios detalles interesantes, el primero y que más destaca es el número de núcleos máximos.

El Ryzen 9 3900X llega hasta los 12 núcleos y 24 hilos de ejecución. Es decir, más capacidad para realizar tareas complejas y pesadas. Es el procesador de gama alta de AMD y un competidor importante para las mejores soluciones de Intel, los Core i9. Además, es el primero en incluir soporte para el estándar PCIe 4.0, conexión que duplica la tasa de la actual PCIe 3.0 y que está pensado para ser el único conector para discos SSD, gráficas, etc. que se use en los equipos.

Antes de contarte qué te aportarán, hagamos un repaso completo. Así quedan los nuevos procesadores AMD, diferenciados en tres series:

  • Ryzen 5 3600X con 6 núcleos, 12 hilos y frecuencias de 3,6Ghz en modo normal y 4,2Ghz en modo Boost. Todo esto con un TDP (Thermal Design Power) de 65 vatios. Costará 199 dólares
  • Ryzen 5 3600X con 6 núcleos, 12 hilos y frecuencias de 3,8Ghz en modo normal y 4,4Ghz en modo Boost. TDP (Thermal Design Power) de 95 vatios. Costará 249 dólares
  • Ryzen 7 3700X con 8 núcleos, 16 hilos y frecuencias de 3,6Ghz en modo normal y 4,4Ghz en modo Boost. TDP (Thermal Design Power) de 65 vatios. Costará 329 dólares
  • Ryzen 7 3800X con 8 núcleos, 16 hilos y frecuencias de 3,9Ghz en modo normal y 4,5Ghz en modo Boost. TDP (Thermal Design Power) de 105 vatios. Costará 399 dólares
  • Ryzen 9 3900X con 12 núcleos, 24 hilos y frecuencias de 3,8Ghz en modo normal y 4,6Ghz en modo Boost. TDP (Thermal Design Power) de 105 vatios. Costará 499 dólares

Con todo este baile de números, nomenclaturas y otros detalles técnicos no mencionados, ¿por qué importan tanto estas nuevas CPU de AMD? La respuesta es muy sencilla: le ponen las pilas a Intel.

Una de las máximas en el mundo de la tecnología es «si no hay competencia, no hay avances». Intel lleva años estancada en su arquitectura de 14nm. Es cierto que ya empiezan a mover ficha hacia los 10nm, pero es que AMD está en 7nm.

Test AMD 3900X vs Intel Core i9

Usar un proceso de fabricación determinado no implica que sean mejores o peores procesadores. La gran ventaja de fabricar en 7nm es, principalmente, poder ser más eficientes a nivel energético. Luego, hay muchos condicionantes que marcan hasta qué punto superan o no a otras soluciones. Por ejemplo, el número de instrucciones por ciclos, memoria caché, etc.

No obstante, lo interesante de esta nueva propuesta es que por número de núcleos, potencia, consumo y otros detalles como el soporte de PCIe 4.0, resultan muy atractivos a nivel técnico pero más aún a nivel económico.

Es decir, viendo sus capacidades teóricas y a la espera de pruebas de rendimiento por parte de los usuarios, AMD vuelve a posicionarse como una alternativa no sólo interesante en prestaciones sino también en precio. Ese último dato, el del precio, hará que Intel mueva ficha para sacar procesadores más capaces o bajar el coste de los que ya tienen.

Como usuarios saldremos beneficiados sí o sí. Encontraremos equipos Intel más económicos o bien nuevas soluciones AMD que podrán competir de tú a tú en potencia. Aunque habrá que espera al mes de julio para ver cómo se materializa todo esto, la propuesta de AMD hace que ganemos aún sin ser usuarios de sus productos.

Las nuevas GPU Navi de AMD

Línea de productos AMD 2019

Si todo esto no fuese suficiente, AMD también han mostrado un pequeño avance de sus gráficas. Aunque los detalles al completo los conoceremos durante el E3 por los ue habrá que permanecer atentos a ver qué cuentan.

Las nuevas GPU con arquitectura Navi llegarán con la familia RX 5000, tendrán conexión PCIe 4.0 y dos datos importantes: un 25% más de rendimiento respecto a las gráficas actuales de AMD y hasta un 50% más sin comparamos el rendimiento energético. Esto para equipos portátiles en especial es muy positivo.

Además, con todo el boom de juego en la nube, son soluciones que permitirán hacer crecer ese mercado de los videojuegos. Y si no fuese suficiente, la próxima PlayStation 5 haría uso de una de estas gráficas.

Este puede ser un gran año para montarse un buen PC para juegos o trabajo con AMD como base. Además, son prácticamente las gráficas que va a montar la nueva PlayStation 5.