Crea su propia radio con Android Auto con la ayuda de una Raspberry Pi

Los proyectos con Raspberry Pi nunca dejarán de sorprendernos y es que este usuario decidió fabricar su propio sistema de infoentretenimiento para su coche ayudándose de una Raspberry Pi 4. El resultado, además de ser bastante complejo, acabó siendo más caro que cualquier otra solución del mercado con Android Auto, sin embargo, lo que importa es la satisfacción personal, ¿verdad?

Cómo crear tu propio Android Auto

El secreto de este proyecto está en la utilización del software OpenAuto Pro, una aplicación pensada para Raspberry Pi que transforma la pequeña placa de desarrollo en un sistema de inforentretenimiento para tu vehículo. Lo único que se necesita es una pantalla táctil conectada a la Raspberry para poder controlar las funciones y navegar por los menús, así que cualquiera podría montar su sistema, sin embargo, lo complicado del trabajo está en la integración con el coche, y eso es lo que ha explicado DB Tech en su vídeo.

Entre los muchos componentes ha necesitado un transformador para alimentar la placa con la toma de corriente del vehículo, varios cables de conexión y un micrófono para los comandos de voz y las llamadas. El final, el presupuesto final de todo el proyecto alcanzó los 427 dólares, una cantidad que nos parece especialmente alta para el rendimiento que ofrece.

No esperes gran cosa

Tal y como podemos ver en el vídeo, la respuesta de la pantalla y los menús no es algo que llame especialmente la atención. Estamos hablando de un proyecto muy entretenido que gustará a aquellos a los que les guste trastear con menús y miles de ajustes, pero no será la solución ideal para aquellos que busquen facilidad y funcionalidad a la hora de llevar las manos en el volante.

El software tiene un precio de 30 dólares para la licencia indefinida, y basta con instalarlo en una microSD para que empiece a funcionar en tu Raspberry, por lo que la instalación del software no es extremadamente compleja. El problema llega con la integración del hardware, ya que es necesario fabricar una base con impresión 3D para que todo quede perfectamente (aunque podrías apañar tú mismo algún tipo de base casera).

¿Qué otras propuestas podemos encontrar en el mercado?

Este proyecto casero con Raspberry requiere muchos accesorios para que todo funcione a la perfección, y para instalar algo tan básico para algunos como una cámara trasera, necesitaríamos adquirir además una capturadora de vídeo USB. Por esa razón, creemos que la solución ideal es adquirir alguno de los muchos modelos que existen en el mercado, ya que por poco más de 100 euros podríamos disfrutar de una solución completa con pantalla de hasta 10 pulgadas si lo deseas.