Apple pudo parchear el error de Facetime, pero no hizo caso a los avisos de una madre desesperada

La noticia del día está relacionada con FaceTime. Apple ha tenido que desactivar su servicio de llamadas en grupo de sus servidores debido a un grave problema de seguridad que permitía escuchar a través del micrófono de otra persona sin que esta lo supiera. Se trata de un error que más de un usuario ha podido comprobar, y que, al parecer, Apple podría haber reparado hace una semana si hubiera hecho caso a los avisos de una madre alertada por su hijo.

Un error reportado hace una semana

Apple soporte bugs

Los hechos se remontan al 21 de enero, momento en el que el usuario de Twitter MGT7500 alertó a Apple a través de un tweet sobre una vulnerabilidad que había encontrado su hijo en su iPhone. El problema, según ella, es que su hijo era capaz de escuchar a través de otros iPhones o iPads de otras personas realizando una simple llamada en grupo a través de Facetime.

Como ya estarás pensando, este tweet se trata de la primera alerta pública del sonado bug, un aviso que su portadora intentó hacer llegar a Apple de mil maneras, según ella, a través de cartas, tweets, mensajes hacía la compañía. De hecho, también envió un informe a la plataforma de identificación de bugs tras recibir la recomendación casi automática del servicio de soporte de Apple. Ya sabes, el típico “debes de crear un ticket para que podamos echar un ojo a la solicitud”.

Cabe mencionar, que nuestra protagonista se describe a ella misma como una persona muy poco techy, pero aún así se sintió con la responsabilidad de crear una cuenta de desarrollador y completar el informe con el bug para que le tomaran en serio de una vez por todas. Interés no le faltó, desde luego.

La pasividad de Apple

Sabiendo cómo ocurrieron los hechos, está claro que Apple no se tomó nada en serio la información que estaba recibiendo sobre el funcionamiento de Facetime, puede que por una excesiva cantidad de peticiones en la plataforma. Viendo el desenlace final, parece que una semana no es suficiente para atender todas las peticiones recibidas.