Lo creas o no, Apple creó el primer Hackintosh de la historia

Ahora que Apple está terminando de completar su transición hacia sus propios procesadores, los Hackintosh tienen los días contados. Durante toda la era en la que los Macintosh han equipado procesadores Intel, ha sido posible fabricar un Mac casero utilizando piezas de PC. El proceso siempre ha sido bastante difícil, y mantener la máquina actualizada es un reto aún más complicado. Con el cambio de arquitectura, todo ese mundillo de hackers y bootloaders customizados pasará a ser un recuerdo divertido. Sin embargo, puede surgirnos la duda. ¿Quién hizo el primer Hackintosh? Pues te sorprenderá saber que fue Apple.

El primer Hackintosh fue secreto hasta para Steve Jobs

Desde el año 2005 hasta hace muy poquito, tanto los ordenadores de Apple como los PCs de toda la vida compartían arquitectura x86-64. Eso propició el nacimiento del Hackintosh, es decir, ordenadores normales y corrientes con procesadores Intel capaces de ejecutar macOS (OS X en aquella época). Durante todos estos años se han formado comunidades muy interesantes dedicadas a esta práctica, que no es ni mucho menos para todos los públicos. Hacer un Hackintosh plenamente funcional no es nada sencillo, y Apple tampoco lo ha puesto fácil durante todos estos años.

Sin embargo, fue en Cupertino donde nació el primer Hackintosh. En 2001, años antes de que se hiciera pública la transición de procesadores PowerPC a Intel, Apple ya trabajaba en secreto en este proyecto.

Concretamente, esta historia la protagoniza un ingeniero de la compañía que responde a las siglas J.K. Joe, su jefe de sección, no tenía muy claro en qué estaba trabajando. Un día, decidió acercarse a él para preguntarle, pues sabía que tenía algo entre manos, pero quería comprobar que lo que hacía valía el sueldo que le estaban pagando.

Joe se quedó con la boca abierta. J.K. giró su pantalla y le mostró a su jefe tres portátiles ejecutando Mac OS. El ingeniero incluso había aportado él mismo los ordenadores para no llamar la atención de la empresa antes de tiempo. A continuación, Joe regresó con Bertrand Serlet, que le dijo al ingeniero que fuera a una famosa cadena de productos informáticos y comprara el VAIO más caro posible. A la vuelta, J.K. consiguió ejecutar Mac OS en su interior y a la mañana siguiente, Jobs cogió un avión para reunirse con el presidente de Sony.

Sony VAIO ft. Mac OS. Un sueño que Apple no pudo cumplir

steve-jobs-ceo-sony

A Steve Jobs le maravillaban las cosas bien hechas. Por ese mismo motivo, sentía gran admiración por Sony y su gama de ordenadores VAIO. Jobs llevaba muy bien con su CEO. El de Sony admiraba los iMac, mientras que Steve era capaz de admitir públicamente que reconocía el gran trabajo que hacían los japoneses con sus ordenadores y la optimización de Windows. De hecho, Apple le encargó a VAIO en una ocasión que refinara el diseño de su gama PowerBook.

Tras aterrizar en Hawaii, los de Sony rechazaron la oferta de Apple. Seguro que Steve Jobs estuvo muy convincente, pero VAIO no estaba dispuesta a echar por tierra todo el trabajo de optimización que habían hecho con Windows.

Esta historia salió a la luz casi 13 años después, justo cuando Sony acabó vendiendo VAIO debido a su caída y declive. ¿Cómo habría cambiado la historia si Sony hubiese aceptado esta oferta?