PowerBank20, una web que analiza baterías externas por ti

Las baterías externas o power banks se han convertido en el accesorio ideal para recargar nuestros dispositivos donde y cuando queramos: viajes, excursiones al campo, metro, playa… Sin embargo, al igual que ocurre con los móviles o con los portátiles, existe una gran variedad de marcas y modelos de power banks en el mercado y esto puede suponer un problema para el comprador: ¿Qué modelos son de mejor calidad? ¿Qué power bank necesito para mi móvil?

Para tratar de responder a estas preguntas, encontramos la web de PowerBank20, un proyecto independiente que se encarga de testear cientos de power banks disponibles en Amazon con la finalidad de ofrecer a sus lectores un análisis centrado en criterios más objetivos: eficiencia energética, potencia, tiempo de carga…

De esta manera, podemos encontrar en su página principal un ranking con las 20 mejores baterías externas del mes, entre las que se incluyen tanto modelos ya testeados y que han pasado su criterio de recomendación, como aquellos que están en proceso de analizarse pero que, por sus características, los consideran interesantes para recomendar a sus lectores (si tras analizarlos no cumplen con las expectativas son retirados del ranking).

Como dato curioso, los resultados de los análisis de PowerBank20 son de libre acceso y podemos encontrarlos publicados en su web, permitiendo a los usuarios más técnicos o curiosos conocer a fondo los resultados de cada power bank analizada.

¿Qué analizar en una power bank?

Para cada power bank comprado en Amazon el equipo de PowerBank20 lo somete a 2 pruebas principales:

1. Test de eficiencia energética en la recarga/descarga:

En esta prueba se descarga la power bank completamente utilizando una carga electrónica a una determinada potencia, dependiendo del tipo de descarga (o carga de dispositivo) que permita el modelo: estándar (10W), rápida Quick Charge 3.0 (14W) o Power Delivery (14W, 24W o 40W).

Una vez descargada la power bank, comprueban la energía que ha sido capaz de suministrar y con ello, su eficiencia energética: energía suministrada / energía almacenada.

Por ejemplo, las power banks de 20000 mAh (o 20 Ah) de capacidad tienen una batería interna que almacena una energía de 74 vatios-hora (Wh), resultado de multiplicar la capacidad y la tensión nominal de la batería, normalmente de 3,7 voltios:

Energía almacenada = 20 Ah x 3,7V = 74 Wh

En la siguiente imagen podemos ver varios modelos de 20000 mAh analizados por PowerBank20 donde se muestra cuál es la energía suministrada y su eficiencia energética para una descarga estándar (sin tecnología QC 3.0 y/o PD). Ten en cuenta que una power bank es considerada de calidad si tiene una eficiencia energética en la descarga igual o superior al 85%:

PowerBank20

Igualmente, también miden el tiempo y eficiencia energética en la recarga, es decir, la cantidad de energía que se le debe suministrar al power bank para recargarse completamente:

PowerBank20

Resulta interesante ver cómo existen power banks de 20000 mAh con tecnología de recarga rápida Power Delivery en su puerto de entrada que son capaces de recargarse en menos de 6 horas (aproximadamente) en comparación con otros modelos sin recarga rápida donde su tiempo de carga implicaría entre 10 y 20 horas.

PowerBank20

2. Test de potencia

Un power bank cargará más rápido los dispositivos si es capaz de suministrar la potencia demandada para cada dispositivo.

En las especificaciones de una power bank se suele indicar la potencia que puede suministrar cada uno de sus puertos USB de salida, por ejemplo:

PowerBank20

Si el puerto USB de salida de una power bank indica 5V / 3A quiere decir que la máxima potencia que puede suministrar sería 15W (5V x 3A).

En esta prueba el equipo de PowerBank20 comprueba la máxima potencia individual que puede suministrar cada uno de los puertos USB de salida de una power bank y la máxima potencia total de todos sus puertos al mismo tiempo.

PowerBank20

Quiero comprar una power bank: ¿dónde empiezo a buscar?

PowerBank20 nos recomienda primero preguntarnos ¿qué tipo de dispositivos vas a cargar con una batería externa y con qué frecuencia de uso?

Nunca debemos olvidar que los dispositivos electrónicos, en este caso las baterías externas, deben ajustarse a nuestras necesidades de uso, en lugar de nosotros a ellas.

Por ejemplo, si necesitas una batería externa para usar a diario en tu móvil porque su batería se agota o llega “muy justa” al final del día, entonces un modelo con 10000 mAh de capacidad sería más que suficiente, además, por su peso y dimensiones resulta mucho más cómodo de llevar en un bolsillo del pantalón, bolso o mochila sin ocupar mucho espacio.

Por el contrario, si quieres una power bank para llevarte eventualmente en viajes y necesitas que tenga suficiente energía para cargar tu móvil varias veces o cargar también otros gadgets (tablet, auriculares, cámara, ebook, móvil de un amigo…), consideran que una power bank de 20000 mAh con 2 o 3 puertos USB es ideal por su tamaño y peso.

Una vez que tienes claro el uso principal de la power bank, debes pensar en la tecnología que incorpora y en tu presupuesto:

Por lo general, es recomendable que la power bank incorpore el nuevo puerto USB tipo C (reversible) y la tecnología de carga rápida Quick Charge 3.0 y/o Power Delivery (PD) tanto en el puerto de entrada (recarga de la power bank) como en el puerto de salida (carga de dispositivos).

Además, en modelos de gran capacidad (20000mAh o superior) es casi imprescindible que el puerto de entrada tenga carga rápida* para evitar largas horas de espera durante su recarga completa.

*Por supuesto, también será necesario utilizar un cargador compatible con la carga rápida de la power bank (QC 3.0 y/o PD) si quieres aprovechar las ventajas de esta tecnología.

Obviamente, comprar la última moda siempre tiene un precio más elevado y, en este punto, debes pensar si merece la pena tener una power bank de última generación (junto con el cargador adecuado) si tu móvil no tiene carga rápida ni puerto USB C y no tienes intención de renovarlo.

Tengo un portátil: ¿puedo utilizar una power bank?

Recientemente en PowerBank20 publicaron esta guía donde explican exhaustivamente las opciones que existen para cargar cualquier ordenador portátil y los tipos de power banks que se pueden utilizar según su puerto de carga y la potencia que puede suministrar.

PowerBank20

Gracias a las pruebas realizadas en esta guía se pudo confirmar que es un producto totalmente válido y recomendado, siempre y cuando sepas elegir el modelo correcto teniendo en cuenta la tensión a la que carga tu portátil, la potencia que puede suministrar la power bank y el tipo de tarea habitual que realices, por ejemplo, no es lo mismo jugar a videojuegos (consume más energía) que navegar por internet.

Además, una power bank para portátil puede ser una opción muy útil para aquellas personas que no pueden sustituir la batería muerta de su portátil y siempre lo tienen que usar enchufado a la corriente.

En definitiva: ¿qué power bank comprar en 2020?

Teniendo en cuenta el comportamiento del mercado en la actualidad, lo más inteligente, antes que estancarse en una única marca, es saber qué características pueden hacer a una power bank concreta más o menos interesante según las necesidades de cada persona, por lo que prestaríamos atención a:

  • Capacidad de 10000 mAh o 20000 mAh
  • Presencia del puerto USB-C
  • Puertos de entrada/salida con carga rápida PD y/o QC 3.0 (al menos uno)
  • Extras interesantes: panel solar, brújula, punto de carga inalámbrica, linterna…

Además de Xiaomi, si quieres conocer marcas que destaquen en el sector, te recomendamos echar un vistazo a las baterías externas de Anker, Omars, Poweradd, RAVPower o Ugreen.