Coloca tu iPhone en la rejilla del aire de tu coche con lo nuevo de Belkin

Mientras Apple no se decida a dar el paso lógico que sería permitir o facilitar el aprovechamiento máximo de su conector MagSafe por parte de terceros fabricantes, sin abusar de licencias MFi (Made for iPhone), está claro que lo mejor será el sistema de fijación por imanes. Por eso, a pesar de todo, poder aprovecharlo con accesorios como el nuevo soporte para el coche de Belkin es interesante.

MagSafe Car Mount

Belkin no podemos decir que sea de los fabricantes más activos en esto de aprovechar el conector MagSafe de los últimos iPhone y, presumiblemente si no nos sorprenden, de los futuros que se lanzarán tanto este año como los siguientes, pero sí uno de los que lo aprovechan de forma más interesante.

Su última propuesta es un soporte para el coche, el segundo para usar dentro de un vehículo, que está pensado para sujetarse de forma firme a las rejillas de las salidas de aire del interior del coche. Es decir, esas que están tanto en la parte central de la columna de controlo como en los laterales.

El nuevo modelo ofrece un diseño bastante atractivo, lo cual siempre es importante para aquellos usuarios que no quieren “manchas” en su salpicadero. Por mucho que mantener de forma segura el iPhone sea más importante.

Además de lo que se aprecia a simple vista, el nuevo soporte para el coche de Belkin con soporte MagSafe incorpora una bola que permite rotar y colocar en la posición que mejor se adapte a las necesidades del piloto. Así, por ejemplo, si está usando la aplicación de Apple Maps, Google Maps, Waze o cualquier otra podrá ver las indicaciones en pantalla sin tener que formar una postura incómoda o que pudiese provocar algún accidente.

Los dos handicap del nuevo soporte de Belkin

Aunque la mayoría de todos estos soportes no puedan atraer hay que ser críticos y también ver los puntos débiles o donde podrían haber ofrecido algo más. Claro que de hacerlo uno de los “problemas” se hubiese acrecentado mucho más.

El primer error es que es sólo un soporte, no una base de carga inalámbrica que va fijada a las salidas del aire del coche y sujeta los nuevos iPhone con un sistema de imanes. Es cierto que el soporte tiene una ranura para pasar el cable USB a Lightning por ahí y cargar el teléfono cuando se necesite. Pero no es o no sería tan cómodo como el tener una base Qi integrada.

El segundo problema es el precio, 39,99 euros por un soporte de este tipo podrá tener justificación por materiales, diseños y fiabilidad, pero seguro que a muchos usuarios los echa para atrás el coste. Y eso que no tiene carga inalámbrica. Por eso decíamos que de haberla integrado hablaríamos fácilmente de un producto que se iría a los 80 euros.

No obstante, aquí como con cualquier otro producto, la clave está en valorar hasta qué punto la inversión te compensa. Da igual cuáles sean los motivos, si para ti son válidos, adelante. Por cierto, viendo que Realme y Oppo han añadido su propia alternativa a MagSafe en sus últimos terminales, es posible que muchos de los accesorios para iPhone sean válidos también para esos, aunque será cuestión de probar. Y no olvides que también podrías añadir MagSafe a cualquier iPhone o smartphone de forma económica.