bHaptics quiere hacerte sentir cómo la realidad virtual te golpea

Hay compañías que están buscando la forma de ofrecer una experiencia muchos más inversiva cuando se haga uso de la realidad virtual, tanto que quieren que incluso la sientas golpear tu cuerpo. Una de ellas es bHaptics, responsable de los chalecos TactSuit.

TactSuit, chalecos para la realidad virtual

En el pasado ya habido compañías que han presentado diversas propuestas con las que han buscado ofrecer una experiencia mucho más inmersiva a la hora de, por ejemplo, disfrutar de videojuegos tipo Call of Duty o similares. Sin embargo, ahora hay algunas que están aprovechando los últimos avances en tecnología háptica para que todas esas sensaciones capaces de transmitir en aplicaciones compatibles resulten mucho más realistas, especialmente cuando se usen dentro de un entorno de realidad virtual.

bHaptics es una compañía coreana que durante el CES de Las Vegas 2021 ha presentado dos nuevos chalecos hápticos pensados para usar junto a diferentes cascos de realidad virtual y aplicaciones que se pueden encontrar en tiendas como SteamVR o la propia de Oculus. Claro que no todo queda en dos simples chalecos, también hay otros complementos para brazos, manos, pies e incluso la cara. Pero vayamos por partes.

Los chalecos, que posiblemente sean los elementos por los que los más comprometidos con la realidad virtual apuesten, aunque no son especialmente económicos. Por un lado está el TactSuit X16, un chaleco con 16 puntos de vibración que tendría un coste de 299 euros. Por otro el TactSuite X40 que ofrece más del doble de puntos de vibración con respecto al otro modelo y junto a una mayor precisión, también tendría un precio lógicamente superior: 499 dólares.

No obstante, según la propia compañía, estos chalecos serían capaces de hacer sentir al usuario de un modo que no se podría lograr única y exclusivamente a través de lo que se vería a través de las gafas VR o escucharía mediante auriculares capaces de reproducir audio 360.

Y si todo esto aún te resultase insuficiente, bHaptics también vende otros complementos como las ya mencionadas mangas para los brazos, muñequeras u otros accesorios para los pies e incluso la cara. Puede parecer de locos, pero sería la única forma de sentir realmente cómo la realidad virtual te golpea.

Una inversión arriesgada

Ready Player Two

¿El problema de toda esta apuesta de bHaptics? Pues casi que podríamos decir que es el mismo que la propia realidad virtual: lograr que el usuario invierta en ella. Porque es cierto que el número de títulos ha crecido de forma importante durante los últimos años, sólo en SteamVR y para las Oculus Quest dice bHaptics que hay más de 50 títulos compatibles con sus productos, pero aún así cuesta.

Hay muchos usuarios que viendo lo ocurrido desde los inicios y tras tantas promesas que parecen no cumplirse nunca, no todos están dispuestos en invertir ciertas cantidades en unas gafas más el correspondiente PC necesario que hace falta para mover toda la experiencia con algunos de estos cascos. Si además quieres accesorios como los de bHaptics y sus TactSuit pues menos aún, porque se te pueden ir más de 2.000 euros y luego quedar la mitad en el fondo de un cajón.

No obstante, la parte positiva es que todos estos desarrollos que ahora se hacen serán aprovechados en un futuro. Y si algún día rompe y miles de millones de usuarios hacen uso de gafas VR en el día a día para ver series, películas, jugar a videojuegos o tener reuniones de trabajo, la sensación de realidad será mucho mayor de la que hoy en día se podría imaginar.

¿Viviremos al estilo de Ready Player One algún día? Puede que sí, seguro que incluso alguno ya firmaría algo similar viendo el panorama actual.