MREAL S1, lo nuevo Canon para ver la realidad de otro modo

Nadie lo vio venir, pero Canon lanzó unas gafas de realidad aumentada. Son las MREAL S1 y aunque no resulten algo muy estético sí que son otro indicador más de la avalancha de dispositivos de este tipo que nos esperan en cuestión de, tal vez, dos o tres años.

La otra visión de Canon

Canon está lista para lanzar un nuevo producto donde lógicamente hay sensores de imágenes capaces de capturar tanto fotografías como vídeo. Pero que no van a ser usados en una cámara al uso como nos tienen acostumbrados, ni tampoco en alguna propuesta similar a ese particular monócular con funciones de cámara. En esta ocasión lo que tienen entre manos son unas nuevas gafas de realidad aumentada llamadas MREAL S1.

Las MREAL S1 no son las primeras gafas de realidad aumentada que la marca fabrica. Hace tiempo ya lanzó dos propuestas previas denominadas MD-10 y MD-20, pero comparativamente estas son mucho más ligeras (137 gr) y menos voluminosas. Aún así, el diseño sigue siendo muy particular, muy de comic de ciencia ficción. Por lo que no son algo para llevar por la calle como algunos desean con tanto rumor de Apple Glass.

La idea de Canon aquí es ofrecer un dispositivo con usos muy concretos dentro de entornos determinados. Por ejemplo, para ver cómo sería la interacción con algún tipo de producto conceptual. Algo que en el vídeo compartido por la marca se ve la forma en la que el usuarios podría interactuar con un objeto que sin estar presente y sin poderse tocar sí permitiría ver qué tipo de interacción ofrecería.

Y como el ejemplo anterior del coche muchos otros del tipo de poder colocar objetos sobre otras superficies o escenarios reales que rodearían al usuario que llevase puestas estas gafas. En definitiva, nada realmente que no se haya visto ya en presentaciones anteriores de propuestas de otras marcas como Microsoft y sus Hololens, etc.

Una evolución en tamaño y forma

Como decíamos antes, las MREAL S1 no son las primeras gafas de realidad aumentada de Canon. La marca ya lanzó dos modelos en el pasado, las MD-10 y MD-20. La diferencia aquí está en las dimensiones del propio dispositivo que poco a poco se van viendo reducidas gracias al avance de la tecnología y procesos de fabricación de los distintos componentes.

Aún así, pese a ser un producto que sólo pesa 137 gr, hay que decir que sigue siendo algo voluminoso como para llevar siempre puesto. Al menos si tu idea es ir por la calle con ellas. En entornos laborales la cosa cambia y ahí sí pueden resultar muy convenientes detalles como el de poder levantar la parte delantera como si de unas gafas de protección se tratasen.

Por último, en el caso de que alguno pensase que podría sacarle partido, hacerse con unas MREAL S1 de Canon no resultará nada económico. Costarán 38.000 dólares, pero no sólo comprarías las gafas, también el software, el equipo necesario para ejecutarlo y el mantenimiento que Canon ofrecería tanto a nivel de aplicaciones como hardware.

Un producto del futuro, no del presente

Con todo lo visto, las MREAL S1 de Canon son una propuesta muy particular que miran al futuro, pero no son lógicamente algo del presente. Aún queda tiempo para que veamos soluciones de este tipo llegar al usuario de consumo y las empiece a integrar de forma natural, como hemos hecho con el smartphone u otros dispositivos conectados, a su día a día.

Las gafas de Apple, uno de los productos más esperados, con suerte se irían a la segunda mitad de 2022. Y aún así es posible que lo que se vea en aquel momento sólo sea un adelanto de lo que llegaría meses más tarde. Pero como decimos, este tipo de soluciones podrán resultar muy llamativas, pero no son algo que ahora mismo podamos decir que son viables y para todo el mundo.