Este CASIO G-Shock es indestructible y cuesta 4.000 euros

Este CASIO G-Shock es indestructible y cuesta 4.000 euros

Daniel Marín

La gama G-Shock de Casio está diseñada para los más aventureros. Son relojes muy bien construidos, con buenos materiales y un acabado muy profesional. Todos se venden como relojes indestructibles, pero de todos ellos, hay uno que no podrías romper ni aunque te lo propusieras. Estamos hablando del Casio G-Shock MRG-B5000, un reloj prácticamente blindado que la marca japonesa utiliza como escaparate para enseñar al mundo su calidad.

Un buque insignia de 4.000 euros

chasis g shock.jpg

El G-Shock MRG-B5000 está basado en el G-Shock original. Se fabrica enteramente en Japón, y utiliza el mejor proceso de fabricación de la marca para conseguir un producto indestructible, mucho más allá que los relojes rugerizados que ya conocemos.

La carcasa y el bisel del MRG-B5000 están fabricadas en una de las aleaciones de titanio más duras que existe, el Ti64. El bisel está compuesto por 25 elementos diferentes, y todos se pulen de forma individual para que la textura y el nivel de acabado sea perfecto. La parte superior del bisel se hace de Cobarion, una aleación de cromo-cobalto que está registrada. El material es cuatro veces más difícil de rayar que el propio titanio.

La correa del reloj también está hecha en titanio, pero de la aleación DAT55G, un metal mucho más maleable que es tres veces más duro que el titanio puro. Y no acaba ahí la cosa. Toda la estructura del reloj cuenta con muelles y topes de silicona para garantizar la correcta absorción de golpes. El módulo MR-G está chapado en oro. Vamos, que no han escatimado en lo que a materiales se refiere. La versión MRG-B500B está recubierto con un material de carbono que imita al diamante, y partes de su esfera hacen referencia directa al G-Shock original.

También tiene funciones inteligentes

Aunque no es un smartwatch como tal, este reloj cuenta con Mobile Link, una forma de enlazar el G-Shock con un smartphone. Gracias a esto, el G-Shock puede sincronizar la jora de 300 ciudades de todo el mundo, establecer recordatorios, encontrar nuestro teléfono móvil o comprobar el estado del propio reloj.

Masi, este sí que es irrompible

Poner en una hoja técnica que el MRG-B5000 aguanta 200 bares de presión o que incluso quede ser golpeado con un martillo sin experimentar daños no sería muy divertido. Por eso, los japoneses han preferido dar una buena paliza a este dispositivo para demostrar que no podrías romperlo ni de forma intencionada.

En el vídeo promocional de Casio, el G-Shock se somete a una inmersión de 200 metros, es arrojado hacia el suelo con gran velocidad e incluso es golpeado por un enorme martillo. El reloj sale volando por los aires, pero cuando lo recogen del suelo, no parece tener un solo rasguño.

El reloj también pasa sin despeinarse otras pruebas un tanto extrañas. El MRG-B5000 aguanta sin problema el paso de una corriente eléctrica, y no se daña en absoluto tras pasar una pulidora por la correa.

Este G-Shock está diseñado para que sea un reloj que dure toda la vida. Sabiendo que cuenta con recarga solar, en el mejor de los casos no hará falta ni abrirlo para sustituir la batería.

Fuente > Casio

¡Sé el primero en comentar!