El nuevo eléctrico de Hyundai se controla con joysticks

El nuevo eléctrico de Hyundai se controla con joysticks

Drita

El Salón del Automóvil de Ginebra 2020 se ha cancelado, al igual que el MWC 2020, por culpa del coronavirus, pero los fabricantes de coches siguen en marcha con sus lanzamientos. Es el caso de Hyundai, que acaba de presentar su nuevo concepto de eléctrico Prophecy, una automóvil muy futurista y potente con una particularidad digna de mención: se controla con joysticks.

El coronavirus arrasa con las ferias

El Mobile World Congress no ha sido más que el encargado de abrir una larga lista de eventos que aún sigue añadiendo nombres. La feria de telefonía, que todos los años se celebra en Barcelona, anunció su cancelación a días de su apertura por culpa del coronavirus y tras ella ya han sido varias las organizaciones que han tomado una decisión similar.

Y es que reunir a miles de personas en un recinto, en el que es inevitable tocarse y sobre todo estar en contacto con productos que han pasado por las manos de otros, se convierte en una situación delicada y complicada para evitar la propagación de un virus en el que la higiene es fundamental.

mwc

Tal es así que tras MWC, como apuntamos, han sido ya varios los eventos importantes al rededor del mundo que han sido cancelados. Facebook anunció hace poco que su famoso F8, la conferencia para desarrolladores que celebra anualmente, quedaba suspendida, mientras que el área de los videojuegos también hemos tenido la baja de la GDC (Game Developers Conference), que iba a celebrarse a mediados de este mes y que por el momento ha sido «pospuesta» hasta nuevo aviso.

En el mundo del motor se ha sufrido igualmente el temido COVID-19 (nombre oficial de coronavirus) con la no apertura del popular y concurrido Salón del Automóvil de Ginebra. A pesar de ello, los principales fabricantes de coches han decidido no modificar su hoja de ruta y han continuado con sus anuncios (aunque sea vía online). Entre ellos destaca indudablemente el nuevo Prophecy de Hyundai, un automóvil que se controla con joysticks. ¿Puede ser este el futuro de la conducción?

Prophecy, un concepto EV para el futuro

Una de las mejores cosas que tiene el Salón de Ginebra es que además del lanzamiento de coches actuales, también se muestra muchos prototipos que nos hacen soñar con un futuro cercano en el que el mundo del motor ha dado un giro casi de 180 grados. Este Prophecy hace bien gala de ello.

Hyundai Prophecy

Con un interior muy amplio, el coche destaca por contar con joysticks en el asiento del «conductor» -este coche, como buen automóvil del futuro que es, disfruta de tecnología de conducción autónoma y no tiene volante- así como botones para acceder a todas las funciones del vehículo. No queda clara cuál es exactamente la función de los controladores aquí, aunque quizás sirvan para tomar el control de la conducción en algún momento puntual por parte del usuario.

Hyundai Prophecy

Igualmente disfruta de una enorme pantalla panorámica en el salpicadero que incluso pivota para adecuarse mejor según la posición de los asientos. También en el interior del automóvil se disfruta de un sistema de ventilación con tecnología «de aire limpio», que se encarga de purificar el aire dentro del coche y de expulsarlo como aire limpio a la atmósfera.

Al menos del exterior sí tenemos imágenes, los que nos deba disfrutar de un diseño aerodinámico con una trasera que recuerda bastante a un Porsche 911 Turbo y donde destaca un alerón transparente (de material acrílico). También llama la atención la distancia entre ejes, que permite obtener un vehículo alargado y de mayor capacidad interior. Integra la llamada tecnología de iluminación progresiva pixelada en los faros delanteros y luces traseras, que ya se vio en el concepto de automóvil Hyundai 45 presentado el año pasado por la casa en la feria y que la marca pretende convertir en una seña de identidad de los futuros modelos de la casa.

Hyundai Prophecy

Como suele ocurrir con este tipo de propuestas, ni hay fecha de producción ni se le espera de momento. Por lo general, los fabricantes se limitan a mostrar sus proyectos futuros de cara al público para demostrar en qué están trabajando, pero aún tardaremos un buen tiempo en poder ver algo así por las calles.