Este HAT convierte la Raspberry Pi 4 en un súper equipo

PiKVM es un dispositivo KVM que te permitirá convertir la Raspberry Pi 4 en un equipo de alto rendimiento. De modo que podrás ampliar las posibilidades de un producto que de por sí ya es muy capaz. Así que si buscas exprimir más aún su hardware, atento a este HAT diseñado por Maxim Devaev.

PiKVM HAT

La Raspberry Pi 4 es por si sola un dispositivo muy capaz. Con usar sólo el sistema operativo adecuado ya la puedes convertir en una consola retro, un servidor multimedia, un sistema de vigilancia y muchas otras cosas más que hemos ido viendo por aquí a lo largo de los meses.

Sin embargo, el potencial de la misma va mucho más allá en el momento en que empiezas a combinar algunos accesorios pensados para la Raspberry. Entre ellos están los HAT (Hardware Attached on Top) son uno de ellos y los hay tan variados que según el que uses ganaras unas características u otras. Sin embargo, no hay muchos como este que diseño el ingeniero de software Maxim Devaev.

El PiKVM V3 HAT es un dispositivo diseñado que busca ampliar las posibilidades de la Raspberry Pi 4. Para ello una vez conectado vas a poder aprovechar todo ese conjunto de opciones que a los usuarios con un perfil más avanzado les serán realmente útiles. Porque evita el tener que depender de protocolos, puertos o incluso sistemas operativos concretos.

Claro que mejor listar los usos más importantes que permite:

  • Gestión remota de servidores y estaciones de trabajo
  • Capacidad para encender, apagar o reiniciar equipos
  • Control de teclado, ratón y video sobre IP (KVM)
  • Configuración de aspectos avanzados como la UEFI o BIOS
  • Instalación de sistemas operativos a través de una unidad de CD virtual o mediante memorias flash

Es decir, este sería un producto pensado para un tipo de usuario que igual es algo particular pues requiere cosas que son poco habituales para la mayoría, pero que para ellos podría suponer una ventaja importante debido a cómo ha sido diseñado. Y es que la idea de todo gira en torno al open-source. De modo que para usar y acceder a todas sus posibilidades no se requieren aspectos como plugins determinados, tampoco un sistema operativo concreto en el lado del servidor o máquina a controlar, tampoco pagar elevados precios de licencias, etc.

Además de todo esto, la placa PiKVM V3 HAT también dará la posibilidad de capturar vídeo por HDMI para luego poder transmitir vía navegador web a una resolución de 1080p y 50 fotogramas por segundo. Aunque eso será algo que llegue a través de una actualización de software en la que se está trabajando. Y todo ello contando que el proyecto salga adelante, lo cual es muy probable que ocurra viendo el precio por el cual te lo envían si consiguen la meta y pueden fabricarlos en cantidad.

Convierte la Raspberry Pi en un equipo único

Como has podido ver PiKVM convierte a la Raspberry Pi 4 en un equipo único y, sobretodo muy capaz. Tanto que al usuario medio y avanzado le puede ofrecer incontables ventajas a poco que empieces a investigar y usar.

Por eso, cualquier usuario de Raspberry Pi debería estar contento si logra salir adelante el proyecto y materializarse en una solución que se pueda comprar. Porque las las posibilidades son tantas que daría rabia si se queda en el camino. Aunque no creemos que eso ocurra, porque ya llevan años trabajando en él y esta V3 es la versión más sólida. Además, tienen incluso un diseño de carcasa para fabricar con una impresora 3D.