DevTerm es una alternativa a la Raspberry Pi 400 con toque retro

DevTerm es una alternativa a la Raspberry Pi 400 con toque retro

Pedro Santamaría

Si la Raspberry Pi 400 te gustó, entonces no tenemos duda de que DevTerm te va a encantar. Porque no sólo ofrece un diseño retro muy llamativo, también una serie de extras con los que vas a tener nuevas posibilidades. Así que no te lo pienses y echa un vistazo a esta particular propuesta.

La gran alternativa a Raspberry Pi 400

Uno de los grandes aciertos de la Raspberry Pi 400 fue ofrecer la popular placa de desarrollo dentro de un teclado. Gracias a dicha integración, no sólo abría nuevas vías de ingresos para la compañía, también la posibilidad de que muchos usuarios menos expertos le perdiesen el miedo a iniciarse en su uso. Aunque los grandes beneficiados sin duda serán los centros educativos.

Pues bien, ahora y bajo esa misma idea de ofrecer un teclado con una Raspberry Pi en su interior llega DevTerm, un kit de desarrollo de código abierto que destaca por una serie de elementos adicionales y un diseño muy retro que gusta nada más verlo.

Como si se tratase de uno de esos primeros ordenadores portátiles de los 80, DevTerm es una propuesta muy llamativa por diseño y también por lo que ofrece a nivel de hardware. Y es que junto a esa Raspberry Pi CM3+ Lite de su interior también llega la posibilidad de usar módulo gracias a una placa base diseñada por ClockWork y una pantalla integrada en el propio teclado.

Esta pantalla es un panel IPS de 6,8 pulgadas que si bien no es excesivamente grande sí que ofrece un escritorio adecuado para ciertos usos gracias a sus 1280 x 480 píxeles de resolución. Aunque lo mejor de todo es que la idea del diseño interior busca ofrecer un dispositivo modular que los usuarios con un mayor conocimiento en temas de hardware podrán personalizar.

De este modo, este DevTerm está diseñado para aceptar diferentes módulos, incluido uno de una impresora térmica que seguro será de utilidad para algún que otro uso o una batería para ganar en portabilidad. Eso sí, la tendrás que adquirir por separado y por tu cuenta porque DevTerm no se envía con batería debido a los problemas que acarrean a la hora de su distribución por temas de seguridad.

Cinco modelos disponibles

DevTerm está disponible en cinco variantes donde las especificaciones técnicas es lo que varían. Porque por fuera sí que son todas exactamente iguales. Así que a la hora de hacerte con una tendrás que elegir si el modelo básico con 1 GB de memoria RAM LPDDR3 y un procesador ARM Cortex-A53 de cuatro núcleos o bien otras configuraciones más avanzadas com 4 GB de RAM LPDDR3 y procesador Cortex-A53 de seis núcleos o Cortex -A72.

Donde sí que no cambia, además del diseño, es en tema de conexiones y conectividad. DevTerm ofrece salida micro HDMI, conector de audio de 3,5mm E/S, conector GPIO de 40 pines, WiFI AC y Bluetooth 5.0. Y sí, carece de puerto LAN o ethernet. Esto podría ser un inconveniente de primeras, pero tiene solución mediante adaptadores USB que ofrece ethernet.

Por último, el precio de este DevTerm es de 219 dólares el modelo base con la Raspberry Pi Compute Module 3 y a partir de ahí, con los módulos personalizados por ClockWork, el precio irá subiendo. Así que ya sabes, si te interesa sus fabricantes esperan poder empezar a realizar los primeros envíos en abril de 2021.

En la web de ClockWork tienes más información con los precios y algún que otro dispositivo como su popular GameShell que igual no deberías ver o también es probable que se te antoje.