Drones que serán capaces de saber cuándo estás pidiendo ayuda

Están creando drones capaces de oírte a distancia para saber dónde estás exactamente, pero no temas porque no es ninguna conspiración que busca vigilarte mientras vas por la calle paseando. Son drones pensados para hacer una de las cosas donde son realmente útiles: tareas de rescate.

Drones que podrían oír para localizar personas

Cuando te dicen que los drones podrán oir a los usuarios con el fin de poder localizarlos es normal que por la cabeza se te pasen multitud de ideas y pocas sean buenas, pero tranquilo porque aquí no se trata de nada extraño ni que pueda atentar contra la privacidad de estos. Aunque también es cierto que la tecnología nunca ha sido mala sino que lo han sido los usos que se le ha dado.

No obstante, centrándonos en el tema que nos ocupa, un grupo de investigadores alemanes están desarrollando un sistema de rescata basado en drones que tendrán la capacidad de detectar los gritos de personas que puedan estar en situaciones de riesgo. Así, por ejemplo, en caso de accidentes o tareas de rescate estos drones serían capaces de realizar una búsqueda mucho más eficaz al delimitar el área de acción gracias a los gritos de auxilio que pudiesen generar.

El cómo conseguirían esto no tiene mucho misterio, aunque sí mucho trabajo detrás para pulir el funcionamiento de los algoritmos que permitirían diferenciar los distintos tipos de sonido para quedarse con los que realmente corresponden al grito de una persona pidiendo socorro.

Para poder incluirlos en un dron sin afectar a sus capacidades de vuelo, tampoco añadir un peso excesivo que requiera modelos de mayor tamaño y también para mejorar la propia detección del sonido se hace uso de un conjunto de micrófonos MEMS (micros con un sistema micro electromecánico en lugar de los tradicionales de condensador). Estos son mucho más pequeños y ofrecen esas capacidades técnicas que se necesitan para una solución de este tipo.

Sin contar que son económicos, por lo que se puede plantear la opción de duplicar en números para para una mayor precisión sin afectar en exceso al coste final en lugar de reducirlos, que suele ser lo más habitual.

Estos micrófonos permitirían detectar alrededor del dron los gritos de una persona y así poder estimar con precisión los ángulos desde los que provienen. Con esa información iría acotando el radio de acción de búsqueda en tareas de rescate hasta llegar a la zona de búsqueda mínima, donde ya se recurriría a sus cámaras u otros medios de localización en caso de que no se pudiesen llegar a ver fácilmente.

Investigación con futuro incluso para el día a día

Este tipo de investigaciones no sólo resultan importantes para el fin que persiguen inicialmente y que en este caso es mejorar las opciones de rescate en situaciones de peligro y riesgo, una tarea para la cual los drones ya habían demostrado ser muy útiles por su capacidad para acceder a zonas complejas, también para el propio avance tecnológico.

Cuando un grupo de investigadores persigue algo así hay muchos campos que se pueden beneficiar. Por ejemplo, el uso de filtros, inteligencias artificiales y redes neuronales para detectar mejor los gritos de las personas y asilar ruidos como el que producen los rotores de un dron se podrían aprovechar para mejorar los sistemas de cancelación de ruido de auriculares.

En resumen, que pese a lo distópico y alarmista que podrían sonar ciertas noticias, la verdad es que si nos paramos a pensar en los aspectos positivos que podría aportar son cosas que nos gustaría que estuviesen ya mucho más avanzadas. Aún así, tengamos paciencia y esperemos que no haga falta, pero quién sabe si en un futuro es gracias uno de estos drones que pasas de una situación amarga a una feliz.