El próximo Nest Hub de Google podría medir la calidad del sueño

El próximo Nest Hub de Google quiere meterse de lleno en tu dormitorio y por eso no sólo seguiría siendo una pantalla inteligente con multitud de funciones, también un dispositivo con capacidad de medir la calidad del sueño. Para lograr hará uso de una de las tecnologías más interesantes del Google Pixel 4 y, a su vez, menos aprovechadas.

Google Nest Hub con radar Soli, ¿para qué?

Si toda la información es correcta, el próximo Nest Hub de Google podría introducir novedades bastante interesantes para el usuario y los diferentes modos en los que se le podría sacar partido a esta pantalla inteligente. En especial en ubicaciones donde ahora mismo no suele ser habitual encontrarlo: el dormitorio.

Según algunas fuentes, Google trabaja en nueva versión del Nest Hub donde no sólo introduciría mejoras en apartados ya conocidos por todos como la calidad de los micrófonos, altavoces e incluso la propia pantalla con la que cuenta y muestra toda la información que junto a Google Assistant es capaz de ofrecer al usuario. La principal y gran novedad correría a cargo del uso de un radar Soli.

Esta tecnología, que ya vimos hacer tiempo con el lanzamiento del Google Pixel 4, consiste en el uso de un pequeño sensor capaz de capturar e interpretar pequeños movimientos delante suya de un modo preciso. O eso al menos es la teoría, porque hay que admitir que en el teléfono de Google la experiencia real de uso no nos pareció realmente destacada. Es más, se sentían como pequeños trucos de magia baratos, aunque ahora todo podría cambiar.

Desde el lanzamiento del Google Pixel 4 hasta ahora han pasado ya unos cuantos meses y a la compañía ha tenido tiempo de mejorar las posibilidades y comportamiento de estos pequeños radares. Por lo que sumado al tipo de dispositivo que es el Nest Hub tendría mucho más sentido su inclusión que en un smartphone. Pero cómo aprovecharía Google este radar Soli para aportar valor a sus usuarios. Pues bien, hay dos formas muy claras de sacarle partido a la tecnología.

La primera y más evidente es la de poder controlar elementos de la interfaz y acciones concretas sin necesidad de tocar la pantalla. En la actualidad el Nest Hub Max hace uso de su cámara integrada para ofrecer estas opciones, pero un nuevo modelo no necesitaría dicha cámara para realizar las mismas acciones. Y eso es interesante, porque se pretende que este sea un dispositivo que los usuarios se llevarían a una de sus habitaciones más íntimas de toda la casa: el dormitorio.

Porque la segunda función estrella o directamente la primera de esta supuesta nueva versión del Nest Hub sería la monitorización del sueño. Gracias a la capacidad de detectar movimientos por parte de este radar Soli, Google quiere añadir la función de monitorización de sueño a su futuro Nest Hub. Y eso sí podría ser muy interesante para el usuario, quien podría preguntarle a Google Assistant cómo ha dormido y recibir un informe con el tiempo estimado de sueño ligero y profundo, veces que se ha despertado, etc.

Por tanto, aunque aún no hay fecha de lanzamiento ni muchos más detalles, está claro que si se mira la oferta en Nest Hub que ofrece Google hay sitio para un nuevo modelo o una renovación del básico. El cual de nuevo sería el que más de uno se podría o directamente ya se plantea usar como reloj despertador junto a su cama.