Sola ante el peligro: estos son los productos de Huawei afectados por el abandono de las marcas

El gobierno de Estados Unidos ha incluido a Huawei en la llamada Entity List, un registro de más de 70 marcas a las que se les niega cualquier tipo de acuerdo comercial con marcas estadounidenses. Esta medida deja noqueada a Huawei, que si no tenía suficiente con el problema de Android y Google, debe de sumar el abandono de otros socios comerciales como los que indicamos a continuación.

Marcas que dejan de trabajar con Huawei

Quien es Huawei

Entre las marcas más importantes que deberán de dejar de trabajar con Huawei, destacan algunos como Intel, Qualcomm, Broadcom. Estos fabricantes de procesadores y chipsets son piezas fundamentales para fabricación de muchísimos de los dispositivos que podemos encontrar en el catálogo de Huawei.

Los portátiles Matebook

Así, por ejemplo, si revisamos la huella que deja Intel actualmente en el catálogo de Huawei, podríamos encontrar dispositivos como los famosos Matebook, unos portátiles con procesadores Intel Core que en la pasada MWC recibieron una actualización y que a partir de ahora deberían de buscarse otro chip para dar vida a nuevos modelos en el futuro.

Huawei MAtebook

Los smartwatches

Por otro lado, en Qualcomm se encargan de ofrecer su procesador de wearables, el Snapdragon Wear 3100 en modelos como el Watch GT, el reloj inteligente de Huawei que se presenta como el complemento perfecto para los teléfonos de gama alta de la marca. Mientras que Broadcom, se hace carga de otros chips de comunicación que están presentes en infinidad de productos de la marca.

Watch GT

Sin estos proveedores, Huawei deberá de cambia la producción de sus equipos con tecnología de otros fabricantes que no están acostumbrados a implantar en sus servicios. Por suerte, la marca decidió embarcarse en la aventura de los chips desde hace tiempo, por lo que a nivel de procesador principal la dependencia en muchísimo menor, ya que con sus Kirin han estado dando vida a muchos equipos en los últimos años, incluyendo los teléfonos de gama alta.

Otros fabricantes que han cortado la relación son Micron Technologies y Western Digital, proveedores de memorias y sistemas de almacenamiento, unos componentes que de nuevo podrían afectar a muchas ramas de la marca. Y por si fuera poco, para rematar la faena tendríamos que añadir a Google, gigante que inició el estado de emergencia con el uso de Android en los terminales de Huawei.

El teléfono flexible

Otro de los grandes afectados que podríamos ver sería el futuro Mate X, el teléfono con pantalla plegable de Huawei que se espera para el próximo mes de junio. Con esta situación, uno de los teléfonos más esperados de la historia de Huawei podría ver truncado su plan de lanzamiento, algo que sin duda verían con bueno ojos en Samsung teniendo en cuenta los problemas que han estado sufriendo con su Galaxy Fold. Veremos en qué queda la cosa.

Microsoft en la cuerda floja

Huawei Windows

Otro de los gigantes que debe de publicar un comunicado al respecto es Microsoft. Los de Redmond no se han pronunciado al respecto, y no sería de extrañar que siguiera los pasos de las otras compañías limitándose a respetar las órdenes del gobierno de Estados Unidos. La eliminación de Microsoft obligaría a retirar Windows como sistema operativo en los Matebook, y no sabemos si algún tipo de licencia contratada para otros dispositivos.

Una jugada en la que todos pierden

Aunque el principal afectado de la situación sea Huawei, las marcas que se han visto obligadas a cerrar relaciones también van a perder un cliente muy importante. Teniendo en cuenta que el fabricante es el segundo más grande del mundo en ventas de móviles, son muchas las empresas que surtían componentes las que podrían verse afectadas por el baneo. Lo peor es que la situación se está extendiendo ya por todo el mundo, y algunas compañías están tomando posiciones defensivas antes de que la situación les salpique.

En Alemania, por ejemplo, Infineon Technologies ha preferido pausar los envíos hasta que la situación se aclare, y en España, Telefónica ha confirmado a Reuters que el despliegue del 5G con el hardware de Huawei tendrá que revisarse para valorar hasta qué punto sus clientes pueden verse afectados por la situación. ¿Lo peor? Que la moneda podría tener otra cara, ya que desde China estarían pensando contraatacar aplicando aranceles a empresas como Apple y ejecutar otro tipo de decisiones que podrían afectar a toda la industria. El tema va para largo, desde luego.