Windows 11 en una Raspberry Pi 4 es algo que no esperaba ver

Hay usuarios que aún no tienen claro si podrán instalar el último sistema operativo de Microsoft en sus ordenadores y usuarios que consiguen instalar Windows 11 en una Raspberry Pi 4. ¿Quieres saber cómo? Te contamos todo por si te animas a ello.

Windows 11, el próximo sistema operativo de Microsoft

Microsoft anunció el que será su próximo sistema operativo, Windows 11. Y lo cierto es que a nivel de diseño luce francamente bien. Es cierto que se le puede buscar parecido con propuestas ya existentes como macOS, ChromeOS, etc., pero es la polémica de siempre que no aporta nada. Así que hay que quedarse con la idea de que si mejora la experiencia de uso, pues bien bienvenidos sean los parecidos.

No obstante, lo que más titulares ha generado la nueva versión de Windows son los requisitos técnicos para su instalación. Parece que ni la propia Microsoft es capaz de aclarar en qué ordenadores podrá ser instalado o no, si necesitará un procesador de una determinada generación en adelante demasiado actual o dará margen de maniobra a equipos más antiguos que aún a día de hoy siguen rindiendo bien. Pero esperemos que de cara a la versión final todo esté más claro.

Mientras hay que usuarios que han empezado a trastear con los archivos de instalación para poder ver si son capaces de poner Windows 11 en dispositivos que a priori no hubiésemos imaginado que podrían hacer uso de él y uno de ellos, como no podía ser de otro modo, es la Raspberry Pi.

Windows 11 en una Raspberry Pi 4

Instalar Windows 11 en una Raspberry Pi 4 no es algo nuevo, con versiones anteriores con soporte para arquitectura ARM ya se había conseguido. Pero eso no quita que lograr instalar, iniciar y disfrutar de un rendimiento aceptable en un ordenador como la Raspberry Pi sea algo que sorprenda.

En Tom’s Hardware han conseguido hacer esto y muestran cómo es todo el proceso para que quien tenga una de las últimas placas de The Raspberry Foundation y ganas de trastear pueda completar con éxito la instalación de Windows 11.

El proceso básicamente consiste en coger la imagen de Windows 11 puesta a disposición de los Insiders para que vayan probando el sistema. Una vez con ella se modifican algunos archivos para lograr una imagen compatible y que se pueda instalar del mismo modo que se instala cualquier otro sistema para Raspberry Pi: copiándolo en una tarjeta microSD o, si puede ser, en un SSD que permitirá un mejor rendimiento dentro de las propias posibilidades del hardware.

Así, por listar lo que necesitarás, tenemos:

  • Raspberry Pi 4 con 4GB u 8GB preferiblemente de memoria RAM. También válido para la Raspberry Pi 400
  • SSD o micro de 16GB o más
  • MicroSD con el último sistema operativo (Raspbian) para Raspberry Pi
  • PC con Windows 10 para crear la imagen modificada
  • Adaptador USB a Ethernet o WiFi porque ni el puerto ethernet, ni WiFi, ni Bluetooth ni conector GPIO funcionan tras instalar Windows 11
  • Adaptador Bluetooth USB si lo necesitas
  • Teclado, ratón y cable HDMI junto a un monitor y fuente de alimentación para la Raspberry

A partir de aquí, todo el proceso de instalación con sus respectivos comandos de terminal, etc., los puedes consultar aquí. Así que aún teniendo pocos conocimientos, con un poco de paciencia y siguiendo las instrucciones será posible lograr usar Windows 11 en una Raspberry Pi 4.

¿Cómo es el rendimiento?

Pues como podrás imaginar, el rendimiento de Windows 11 en una Raspberry Pi 4, un ordenador con una potencia modesta para según qué tipo de usos, es el que es. No esperes la soltura que daría un ordenador con los últimos procesadores de Intel o AMD. Aún así, es una gran forma de ver cómo es el futuro sistema de Microsoft y de demostrar por qué la Raspberry Pi es el dispositivo por excelencia para muchos usuarios a los que les gusta trastear con todos estos proyectos DIY.